Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nueva fecha para la apertura del Salón de Reinos: 2024

El Museo del Prado reconoce el retraso de tres años hasta que no se aprueben unos Presupuestos Generales que incluyan una línea de crédito de 36 millones de euros para el inicio de las obras

salon de reinos
Recreación de la futura entrada Sur del Salón de Reinos.

El Museo del Prado vive un momento ilusionante. Gracias a dos ejercicios económicos con un superávit acumulado de cinco millones de euros, puede iniciar las obras de recuperación de ciertas partes originales del Salón de Reinos. “Nosotros cumplimos con nuestra parte”, ha explicado a este periódico Marina Chinchilla, directora adjunta de Administración del museo, que reconoce que la inauguración prevista para 2021 se ve afectada por la situación política del país y se retrasa hasta 2024, de momento.

Chinchilla es la responsable del éxito financiero de la institución y aclara que esa cantidad de dinero generada en las dos últimas temporadas serán destinadas íntegramente a la recuperación de las pinturas originales de las paredes y las bóvedas de la sala principal y la consolidación del forjado del techo. Estas dos actuaciones para revisar el aspecto histórico del edificio de 7.900 metros cuadrados de superficie, abarcarán 39 meses y un presupuesto de dos millones de euros.

Sin embargo, estos pasos para recuperar el estado original del edificio malogrado por el paso del tiempo están pendientes de la ejecución del proyecto de Norman Foster. Ese paso definitivo no podrá acometerse hasta que el Estado no asuma la línea de crédito necesaria: 36 millones de euros. El exministro de Educación y Cultura, Íñigo Méndez de Vigo, se comprometió a dicha inversión en 2018, pero desapareció en los últimos Presupuestos Generales del Estado del PP -negociados con Ciudadanos- diseñados por el exministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro.

Cuestión de fe

En abril de 2018, Miguel Falomir, director del Museo del Prado, alertó de que en los Presupuestos Generales del Estado aprobados por el PP todo lo que se había asignado para la obra, que requiere 36 millones de euros, era un millón. El Prado debe poner el resto de la cantidad, siete millones de euros. El comienzo de las obras estaba previsto para el otoño de 2018, pero un año después las obras del proyecto elaborado por el estudio de Foster siguen pendientes de la actualidad política. La vicepresidenta Carmen Calvo anunció hace un año que el presupuesto del Ministerio de Cultura del 2019 contaría con una partida de cinco millones de euros para iniciar las obras ahora. Pero todo ha quedado en el aire.

La falta de aprobación de unos nuevos presupuestos desde entonces ha prolongado la situación de parálisis y hoy Chinchilla ha reconocido las consecuencias para el proyecto. Para que la ilusión del Prado se haga realidad, el nuevo Gobierno debería ser capaz de aprobar las nuevas cuentas e incluir esa partida a la que se comprometió el Gobierno de Mariano Rajoy.

A pesar de ello, el museo ha anunciado el inicio de las actuaciones de recuperación y restauración del edificio y lo celebra organizando un fin de semana de puertas abiertas al Salón de Reinos. Los días cinco y seis de octubre se realizarán visitas guiadas al edificio que culminará con el proyecto Campus Prado. “Hoy iniciamos en el edificio las actuaciones previas a la ejecución de Foster y antes de cerrarlo por obras, lo abrimos al público. El Museo del Prado no se ha parado, mientras esperamos unos nuevos presupuestos”, ha dicho Marina Chinchilla.

En la visita al edificio, Andrés Úbeda, director adjunto de Conservación e Investigación del museo, ha avanzado que tienen la “ilusión de evocar el aspecto original” del siglo XVII, si encuentran la decoración mural, ocultas por los morteros que cubren las paredes. Los estudios realizados hacen crecer la posibilidad de la existencia de las pinturas realizadas durante el reinado de Felipe IV. Además, se ha anunciado que la sala árabe será desmontada, pieza a pieza, y entregada al Museo del Ejército para que la incorporen a su recorrido museográfico. La creación de este evocador fue realizada en 1903 para albergar la donación del conjunto de piezas pertenecientes a Boabdil el Chico, último rey de Granada. La reforma de Foster de la fachada Sur hace inviable la existencia de esta sala.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información