Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

1996. Alemania firma el primer gol de oro para lograr su tercer título

Wembley asistió al primer gol de oro de la historia. En la final, Alemania se encontró con los sorprendentes checos liderados por Karel Poborsky y Vladimir Smicer. Los 90 minutos acabaron con empate a uno y el partido se fue a la prórroga. Oliver Bierhoff, comodín de la selección de Berti Vogts, sentenció el partido cuando apenas se llevaban cinco minutos del tiempo extra.

El delantero del Udinese remató a puerta, Tomas Rada desvió ligeramente el esférico y a Petr Kouba, el guardameta checo, se le escapó el balón, que acabó alojándose en el fondo de las mallas. Tras unos segundos de desconcierto, los checos se vinieron abajo y los alemanes se dieron cuenta de que habían conquistado su tercer título continental. Más que nadie en el palmarés del torneo.