Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TRIBUNA

La máquina alemana

Trabajo bien hecho. Los alemanes son el prototipo de equipo que reivindica el placer por el trabajo bien hecho. Orden, disciplina, entrega y consistencia son los recursos mínimos de un equipo competitivo. No enamoran, no tienen jugadores desequilibrantes, no son imaginativos pero ganan aún en las circunstancias más adversas (lesiones, sanciones, resultado adverso).Recursos básicos.- El juego alemán se desarrolló conforme a su estrategia habitual. Las claves de su ataque fueron: largas posesiones de balón en su línea de defensas, movimientos libres de Hassler y Scholl, mientras que Klinsmann y Kuntz se movían sin balón para arrastrar a sus marcadores individuales y crear pasillos de penetración. La defensa se caracterizó por su solidez, tanto en el balance defensivo como ante el ataque organizado.

República Checa. Los checos intentaron ahogar el juego alemán mediante una presión a sus creadores, esperando el error de los jugadores menos hábiles con el balón. Varios contraataques se produjeron como resultado de esa estrategia, así como el penalti (fuera del área) de Sammer sobre Poborsky, que supuso su gol.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 1 de julio de 1996