Opinión

La norma

Todos los partidos obedecen la nueva norma: fomentar la creciente inanidad sindical y dejar de considerar al asalariado un ser racional capaz de negociar con los patronos.