El presidente ruso, Vladímir Putin, durante una intervención en el Palacio Estatal del Kremlin, el miércoles.
Columna

Putin frente a Berlinguer

La última esperanza de un comunismo democrático murió con el político italiano en 1984. Pero sus ideas tienen plena vigencia en los confines europeos del imperio ruso y tuvieron ayer un eco en Bruselas, en las contundentes palabras del secretario general de la Alianza, Jens Stoltenberg

newsletter

Recibe la mejor información en tu bandeja de entrada