Una chica celebrando su cumpleaños.
Artículo bajo registro

Primero lo bueno

Quizás eligiendo primero la buena consigamos colocarnos en un lugar en el que la segunda ya no sea tan mala, en lugar de condicionar nuestro ánimo a la esperanza de que algo bueno pasar.

newsletter

Recibe la mejor información en tu bandeja de entrada