Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los beneficios del pan integral, para quien pueda pagarlos

Si es más saludable que el blanco, ¿por qué tiene más IVA? Profesionales sanitarios piden al Gobierno acabar con esta paradoja

Más de una decena de asociaciones y colegios de médicos y de dietistas-nutricionistas de España publican un informe en el que piden al Gobierno que cambie el IVA de los panes integrales y de fibra del 10% al 4% (un tipo reducido que ya tienen otras opciones menos saludables elaboradas con harinas refinadas).

"Se solicita la unificación de los tipos de IVA del pan al 4%, exceptuando aquellos que incorporen azúcares y grasas de cualquier origen salvo el caso del aceite de oliva, que forma parte de algunos panes tradicionales españoles y que también ha demostrado sus buenas cualidades nutricionales", versa el texto en el que añaden que esto "implicaría una mejora significativa en la capacidad adquisitiva de panes con elevado interés nutricional".

En el documento, titulado La política fiscal en el pan: la paradoja española, los expertos expresan su incertidumbre ante el hecho de que un producto más sano tenga un impuesto más alto y como consecuencia sea menos accesible para todos los sectores de la población. Sobre todo en un país donde la brecha socioeconómica "es más acusada que en el resto de la Unión Europea", apuntan y señalan que un 22% de la población vive en riesgo de pobreza.

Hace tan solo un día, la ONG Oxfam Intermon publicaba un estudio en el que revelaba que los españoles más pobres viven varios años menos que los más ricos (en Barcelona, por ejemplo, 11 y en Madrid, siete). Uno de los principales motivos por los que esto sucede es que las familias con menor nivel adquisitivo tienen peores hábitos de salud, entre ellos: una peor alimentación.

A diferencia de las harinas refinadas (que es un ingrediente procesado y, por lo tanto, menos saludable) con las que se elabora la barra de pan blanco, el consumo de cereales integrales (incluido el pan) se asocia a una reducción de entre un 20% y un 30% del riesgo de padecer enfermedades crónicas no transmisibles como las cardiovasculares, la diabetes de tipo 2 o el cáncer, que suponen el 91% de las muertes en España, según el informe.

Con estos datos en mente, las entidades que firman el informe consideran que una reducción del IVA del pan integral no solo podría ayudar a mejorar los hábitos alimenticios y la salud de la población, sino que a su vez supondría una reducción del coste sanitario al disminuir las probabilidades de padecer enfermedades crónicas no transmisibles.

Otros alimentos en la misma situación

El pan integral no es el único alimento saludable en esta situación: otros alimentos como la pasta integral, el aceite de oliva extra virgen o el yogur también tienen un IVA del 10%. Por esto, los expertos consideran importante “revisar a fondo la política fiscal en relación con los alimentos en España con la mirada focalizada en las directrices de Salud Pública para mejorar la salud de los españoles en función de las evidencias científicas”.

 

Puedes seguir Buenavida en Facebook, Twitter, Instagram o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información