EL CONFLICTO DE ORIENTE PRÓXIMO

La población civil israelí adquiere armas masivamente

Algunos panfletos del grupo integrista palestino Hamas llaman a sus compatriotas a "intensificar la yihad (guerra santa musulmana) contra los judíos". Las peticiones de permisos de armas han aumentado en las últimas 24 horas y el Ministerio del Interior israelí estudia la posibilidad de levantar la mano en las exigencias va, a conceder tales permisos. Hasta el momento, 200.000 judíos tienen la licencia de armas.En Jerusalén hay una auténtica oleada de judíos que se han inscrito en la defensa civil. La situación es extremadamente delicada, porque el decreto por el cual se cierran los territorios ocupados no está vigente en Jerusalén. La ciudad teóricamente unificada y su parte oriental; donde residen 150.000 árabes palestinos, no se considera territorio ocupado, sino un barrio más de la capital oficial de Israel.

Más información

La inseguridad en los barrios judíos va en aumento desde que fueron apuñalados tres israelíes, hace tres días. Por ello, el ciudadano de a pie israelí se alegra del "cierre" de los territorios ocupados. "Eso les eneseñará. ¿Quieren jugar con cuchillos? Bien, que se queden en sus casas, sin trabajo y sin salarios" comenta un vendedor de hortalizas, que tendrá que prescindir del mozo palestino de su tienda.

El paro de unos 140.000 palestinos repercutirá en la economía israelí, en especial en la construcción, agricultura y servicios, de modo que el presidente de la patronal judía ha solicitado al ministro de Defensa, Moshe Arens, que el nuevo decreto haga una excepción con los albañiles, y propone que los palestinos puedan dormir a pie de obra bajo vigilancia armada israelí; "de lo contrario", dice, "no terminaremos las casas destinadas a los emigrantes judíos de Rusia". Los empresarios han declinado ofrecer este trabajo a los soviéticos por carecer de cualificación.

Algunos generales israelíes han aconsejado al Gobierno que los territorios ocupados se "reabran" , de lo contrario, los integristas palestinos pueden aprovechar la frustración de los miles de palestinos (el 50% en Gaza y el 30% de Cisjordania se ganan el pan en Israel) convirtiendo los territorios ocupados en "una olla a presión sin válvula de escape".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0024, 24 de octubre de 1990.

Lo más visto en...

Top 50