Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cultura cambia sus ayudas al cine para que haya más mujeres en puestos clave

El ICAA negocia con el sector modificar los baremos de las subvenciones evitar la "picaresca detectada"

Javier Gutiérrez y Anna Castillo, con la directora Icíar Bollaín en el rodaje de 'El olivo'.
Javier Gutiérrez y Anna Castillo, con la directora Icíar Bollaín en el rodaje de 'El olivo'.

El Instituto de Cinematografía (ICAA) negocia estos días con las diversas asociaciones de productoras cambios en la Ley del Cine, en concreto en la orden que define el baremo de evaluación para conceder los puntos con los que presentarse a las producciones. En líneas generales, a cada proyecto se le concede hasta un máximo de 1.400.000 euros hasta agotar la dotación presupuestaria del ICAA. El año pasado se dedicó a este apartado 30 millones de euros, y este año -aunque aún no se han aprobado los nuevos Presupuestos Generales- esa cantidad se queda como está, ni un euro más.

Aunque desde el ICAA se asegure que en realidad se dedica más dinero (entre las exenciones fiscales, que han logrado 40 millones; la bajada del IVA, que supondrá, cuando se apruebe en los nuevos Presupuestos, 60 millones, que en realidad afectan a todo el cine estrenado en España y no solo al español; y los 63 millones que aún se deben por el anterior sistema de subvenciones), esos 30 millones son el meollo de la cuestión. Eso sí, el ICAA espera rascar un poco más para futuras líneas que apoyen a debutantes. Con los nuevos cambios en los puntos se intentará potenciar las coproducciones con Latinoamérica, el cine de animación, y, subrayan, la presencia femenina en puestos de responsabilidad en las producciones. "Se estaba cayendo en cierta picaresca que sumaba puntos en puestos habitualmente ocupados por mujeres, como maquillaje y peluquería, y lo que queremos es que se valore más a las directoras, que recibirán tres puntos, dos a guionistas y directoras de fotografía, hasta sumar un máximo de siete puntos", explican fuentes del Instituto. "Desde Cima, la asociación de mujeres cineastas, nos avisaron de ciertos desajustes aprovechados por algunas productoras, y por tanto hemos variado el baremo".

Lo mismo pasa con las coproducciones internacionales o con el apartado titulado solvencia del beneficiario: "Hemos descubierto a productoras con éxitos en taquilla -lo que suma hasta ocho puntos-, que se unían en algunos proyectos a otra empresa especializada en ventas internacionales con un porcentaje ínfimo, en ocasiones del 0,1%", cuenta desde el ministerio, lo que desvirtuaba la ley. "O las coproducciones iberoamericanas, que vamos a incentivar bajando la cantidad de dinero invertido por las productoras". Otro cambio son los puntos otorgados a productores como personas físicas, que ahora se aplicarán a las empresas. Más: aumenta la valoración de directores con larga trayectoria de prestigio, y finalmente solo puntuarán en el apartado de festivales los cuatro grandes: Berlín, San Sebastián, Cannes y Venecia, "para recalcar las apuestas por los cineastas que luchan por estar en esos certámenes". Aumentan también los puntos para las películas de animación.

La Ley del Cine actual entró en vigor en enero de 2016, y basa el reparto de las ayudas en criterios objetivos con los que cada proyecto suma hasta un máximo de 100 puntos (por ejemplo con ventas en el extranjero, coproducción internacional, solvencia de la productora). El mínimo de puntos eran 50, pero en realidad el corte lo marcaba el último proyecto para el que llegaba una parte de los 30 millones de euros asignados por el ICAA a esta Ley. Y en la última convocatoria la última producción que entró en subvenciones sumó 83 puntos. La orden que mejora estos baremos se publicó ayer, y el ICAA espera que, tras las negociones con la industria cinematográfica española que ajusten los criterios, la orden definitiva se publique en marzo.

Para el ICAA, la evaluación del comportamiento de la nueva Ley es muy positiva y, recalcan, "acaba con el mito de que solo beneficia a las películas procedentes de televisiones privadas". De las 27 películas que recibieron ayudas en 2017 solo siete fueron de Antena 3 y Telecinco. Desde el ICAA esperan que cuando tengan "más holgura económica" se puedan implementar líneas de ayudas a desarrollo de guion y a debutantes. No será este año ni probablemente el que viene, porque aún hay que repartir 63 millones de euros que se deben de la anterior Ley a películas de 2016. El pago se realizará en dos partes: en 2018 recibirán el dinero las productoras que estrenaron su filme entre enero y septiembre de 2016, y en 2019 las del último trimestre, cuando hubo más estrenos. "Al menos evitamos el prorrateo, que provocaba cierto miedo en el sector". La anterior Ley, basada principalmente en la taquilla, acabó provocando el fraude del taquillazo destapado por EL PAÍS.