Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El arzobispo rechaza que "la fe se convierta en un factor político"

El arzobispo de Santiago, Julián Barrio, defendió ayer en la Ofrenda del Apóstol que "la fe no puede ser convertida en un factor político" y reivindicó la "autonomía recíproca entre el Estado y la Iglesia". Barrio se encomendó así al santo, en la ceremonia que cada 25 de julio se realiza en la catedral compostelana, y en la que el alcalde de la ciudad, el socialista Xosé Sánchez Bugallo, actuó como delegado regio.