El arzobispo de Santiago ataca ante el Rey el matrimonio homosexual

Don Juan Carlos repudia "el horror y el fanatismo terrorista" del 11-M

El arzobispo de Santiago, Julián Barrio, invocó ayer el poder de la Iglesia para emitir juicios morales sobre política, exaltó las raíces cristianas de España y defendió el matrimonio heterosexual en la homilía-respuesta a la ofrenda al apóstol Santiago del rey Juan Carlos en la catedral compostelana. El Rey había repudiado "la locura, el horror y el fanatismo terrorista" del 11-M y pidió ayuda al apóstol para fortalecer "el aliento de la Europa que acaba de estrenar nuevas fronteras y se dispone a dotarse de un tratado constitucional".

Más información
Blázquez califica de "atrevimiento desmedido" las bodas gays
El ministro de Justicia pide a la Iglesia respeto tras las críticas del arzobispo de Santiago

El Rey de España estuvo acompañado en la ceremonia de la reina doña Sofía, del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero; del de la Xunta, Manuel Fraga, y por una completa representación de las instituciones gallegas. La misa fue concelebrada por 32 clérigos, entre ellos ocho arzobispos y ocho obispos, y revistió gran solemnidad.

El Rey pidió al apóstol conservar y mejorar "los grandes patrimonios que, juntos y con tanto esfuerzo, los españoles hemos logrado labrar a lo largo del último cuarto de siglo", forjando "uno de los períodos más libres, estables, prósperos y fecundos".

Don Juan Carlos recordó a los discapacitados y "a quienes son objeto de la violencia y a todas aquellas personas y grupos sociales que encuentran motivos legítimos para considerarse marginados".

El arzobispo, en su respuesta, advirtió contra los intentos laicistas de aislar la Iglesia de la sociedad y señaló el poder de esta institución para emitir juicio moral "también sobre las cosas que afectan al orden político" cuando lo exijan los derechos fundamentales de las personas, o "la salvación de las almas". Para Barrio "el laicismo se presenta como dogma público fundamental y la fe es simplemente tolerada como opinión privada".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Añadió el arzobispo que "no es posible entender y servir de verdad a España sin tener en cuenta las raíces cristianas, clave para interpretar la riqueza cultural de nuestra historia".

El arzobispo de Santiago defendió el matrimonio "esencialmente heterosexual y base ineludible de la familia, cuya quiebra supone la quiebra de la sociedad haciéndola vulnerable a intereses que nada tienen que ver con el bien común".

El matrimonio homosexual será posible en España a partir del próximo año, una vez haya sido modificado en el Parlamento el Código Civil.

Barrio señaló, en otro momento de su homilía, que, "cuando la moral es considerada superflua, la corrupción es algo obvio, afectando no sólo a las personas, sino también a las instituciones".

La alocución del arzobispo de Santiago fue respondida por la Federación Estatal de Gays, Lesbianas y Transexuales, cuya presidenta, Beatriz Gimeno, calificó sus palabras de "indignantes", y exigió al Gobierno que aborde "ya" la separación efectiva entre la Iglesia y el Estado. "Ni el Rey ni el jefe del Ejecutivo deberían asistir a actos religiosos de la Iglesia católica que tengan carácter de acto de Estado", a la vez que añadió que deberían limitar la expresión de sus creencias religiosas al ámbito privado.

BNG: menos manifestantes

La jornada tuvo también su tradicional fase reivindicativa con la manifestación convocada por el BNG para celebrar el Día da Patria Galega. La marcha estuvo notoriamente menos concurrida que en anteriores ediciones: asistieron unas 10.000 personas.

Fue la primera en la que no habló Xosé Manuel Beiras desde la tribuna, después de veinte años interviniendo como portavoz de la formación nacionalista. Lo hizo Anxo Quintana, su sucesor en el cargo, para reclamar un nuevo Estatuto de autonomía basado "en el derecho de los pueblos a autogobernarse" y "para que Galicia lidere la transformación del Estado español en un verdadero estado plurinacional". Todos los dirigentes invocaron ayer la necesidad de abrir un debate sobre el texto estatutario.

Las últimas consultas electorales no han sido alentadoras para el BNG, que ha perdido mucho respaldo y acomete una fase de renovación de cargos. "Todos tenemos mucho que aportar. Las renovaciones de verdad son las que sirven para sumar y no para restar, y ésa es mi voluntad", apuntó Quintana.

Los Reyes, flanqueados por los presidentes Zapatero y Fraga. A la derecha, el arzobispo de Santiago.
Los Reyes, flanqueados por los presidentes Zapatero y Fraga. A la derecha, el arzobispo de Santiago.EFE

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS