Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Amenazas veladas en clave política"

El 10 de febrero de 1999, unos ladrones entraron en el domicilio de Isaías Pérez Saldaña, entonces consejero de Asuntos Sociales de la Junta. Los intrusos se llevaron una cámara de fotos, un móvil y 60 euros. Sin embargo, dejaron todas las joyas que encontraron ordenadas encima de la cama del político, como diciendo: "Hemos estado aquí". En esos mismos días, el consejero recibió una llamada: "Ten cuidado con las decisiones que tomas sobre Fara", escuchó. Pérez Saldaña había cerrado el grifo de las subvenciones a la Federación Andaluza de Asociaciones Romaníes (Fara), después de haber tenido noticia de que una nueva junta directiva había accedido "de forma violenta" a la cúpula de la organización gitana.