Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sólo dos de las cinco azucareras andaluzas estarán abiertas en 2009

La Junta de Andalucía ha asumido que sólo dos de las cinco industrias azucareras de la región permanecerán abiertas en el año 2009. Según el llamado Compromiso por el mantenimiento de la máxima actividad en el sector remolachero andaluz, acuerdo suscrito por la Consejería de Agricultura y Pesca y los representantes del sector y de los trabajadores, el objetivo es llegar a la campaña 2009-2010 con dos fábricas azucareras en Andalucía "trabajando en pleno rendimiento y en condiciones de rentabilidad", según apuntó en días pasados en la Comisión de Agricultura del Parlamento el consejero Isaías Pérez Saldaña.

El consejero reiteró su compromiso de trabajar para asegurar la máxima actividad industrial en Andalucía, además de apoyar una producción remolachera competitiva y rentable de un sector que ocupa unas 40.000 hectáreas -alrededor del 40% de la superficie nacional-, genera unos 700.000 jornales anuales y de la que dependen unas 7.000 familias de agricultores andaluces.

De momento, dos de las fábricas asentadas en Andalucía -Azucareras Reunidas de Jaén, en Linares-Baeza (Jaén), y Guadalfeo-Hispania, en Motril (Granada)- ya han anunciado su intención de presentar un plan de reestructuración, aunque la Junta negocia ahora con el fin de lograr que la compensación vertida a la empresa por su cierre repercuta al máximo en el mantenimiento de la actividad y del empleo en la zona. En esta línea, el consejero se reunirá el próximo 4 de julio con los máximos representantes de Ebro Puleva -de quien dependen las azucareras de Guadalcacin y Guadalete (Cádiz) y La Rinconada (Sevilla)- para intentar clarificar el futuro del sector. No obstante, la Junta ya ha advertido de que será la Administración competencia para dar el visto bueno a los planes de reestructuración de las fábricas azucareras que cierren sus plantas de producción.

Biocarburantes

Pérez Saldaña considera que el incremento de los precios del petróleo "abre perspectivas que seguramente modifiquen la situación del mercado del azúcar, ya que una parte importante de la producción mundial se está desviando a la de biocarburantes, lo que puede conducir a un cambio de posición de la Comisión europea respecto al azúcar". El titular de la Consejería de Agricultura recordó que su departamento consiguió que la nueva OCM reconociera el carácter excepcional de la siembra de otoño en Andalucía, lo que ha permitido que los profesionales del sector hayan empezado a recolectar y, al entregar la remolacha que sembraron en el otoño pasado, vayan a cobrar 47,67 euros por toneladas, por encima de los 32,86 euros por tonelada que hubieran recibido si se les hubiera aplicado el inicialmente propuesto por la Comisión.

Toda esta situación de crisis en el sector remolachero es la consecuencia de la nueva OCM del azúcar, que contempla reducir la producción remolachera en Europa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 26 de junio de 2006