reportaje

Ryan Gosling, la reinvención de un galán

A medio camino entre el macizo tierno y el héroe atormentado, su personaje en ‘Drive’ lo catapultó al hiperespacio de la interpretación. Hace cuatro años, el actor decidió ponerse al otro lado de la cámara y dirigir su propia película, 'Lost River', que se estrena en abril en España. Este es un encuentro en Los Ángeles con un canadiense de 34 años que creció en la televisión y al que ya comparan con Paul Newman.