Vista de la Plaza Mayor de Madrid.

Despierta

Un vendedor callejero lanzó al aire uno de esos artefactos que giran sobre sí mismos y sentí que ese objeto, con toda su banalidad, era la primera cosa real que veía en días de estar fuera del mundo

newsletter

Recibe la mejor información en tu bandeja de entrada