Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los líderes europeos se alían para reconocer a Guaidó como presidente de Venezuela

España, Francia, Alemania y Reino Unido dan ocho días a Maduro para que convoque elecciones "transparentes"

Pedro Sánchez, en la rueda de prensa este sábado.

Cuatro grandes países de la UE, España —que fue el primero—, Francia, Alemania y Reino Unido, dieron este sábado un paso coordinado y definitivo para reconocer al líder opositor Juan Guaidó como presidente de Venezuela. Los cuatro ofrecieron un plazo de ocho días a Nicolás Maduro para convocar elecciones. Si no lo hace —es casi seguro— reconocerán a Guaidó. Ellos fueron más lejos, pero los 28 miembros de la UE lograron un acuerdo unánime para exigir la convocatoria electoral en “cuestión de días”.

La jornada del sábado supuso un gran salto político en el corazón de la UE, que hasta ahora había evitado reconocer a Guaidó como ya han hecho EE UU, Canadá y varios países latinoamericanos, entre ellos todos los grandes salvo México: Brasil, Argentina y Colombia. Guaidó se declaró presidente interino de Venezuela el pasado 23 de enero en una manifestación multitudinaria en Caracas. La oposición considera que Maduro ocupa el cargo de forma ilegítima porque ganó las últimas elecciones, celebradas en mayo de 2018, de forma fraudulenta. El sucesor de Hugo Chávez tomó posesión para un segundo mandato el 10 de enero.

Los pasos coordinados por los grandes de la UE, con la excepción de Italia, se dieron en cascada. Primero España, donde compareció de forma extraordinaria el presidente Pedro Sánchez para anunciarlo; después Francia, Alemania y Reino Unido, lanzaron un ultimátum a Maduro sin esperar a la posición común de la UE. Los cuatro países reconocerán como presidente del país a Juan Guaidó, actual presidente de la Asamblea Nacional, si en un plazo de ocho días no se convocan elecciones con garantías de transparencia y libertad. Sánchez fue muy claro en una comparecencia sin preguntas en La Moncloa: “No buscamos poner o quitar gobiernos, queremos democracia y elecciones libres y transparentes en Venezuela”. El entorno del presidente asegura que esto es ya un reconocimiento de facto de Guaidó, porque es prácticamente seguro que Maduro no convocará elecciones en esta semana.

Sánchez explicó que “Venezuela vive desde hace muchos años una gravísima crisis económica, política y social” y destacó que “en todo momento España ha liderado la posición de la Unión Europea” con respecto a ese país.

Mientras PP y Ciudadanos criticaban en España a Sánchez porque reclaman que el reconocimiento se haga ya, y no dentro de ocho días, el propio Guaidó agradeció desde Venezuela el gesto de España y otros grandes países europeos. “Se sigue avanzando en la UE para el reconocimiento y apoyo pleno de nuestra lucha legítima y constitucional. Agradecemos las palabras y el compromiso adquirido por el presidente del Gobierno de España”, escribió en Twitter.

Ocho días de plazo

Poco después de que compareciera Sánchez, Francia, Alemania y Reino Unido hicieron la misma petición a Caracas, fijando también ocho días de plazo, a través de comunicados oficiales y Twitter. Holanda y Portugal se unieron más tarde a la iniciativa, informa Efe. “El pueblo venezolano debe poder decidir libremente su futuro. (...) Trabajamos conjuntamente con nuestros aliados europeos”, dijo en Twitter el presidente de Francia, Emmanuel Macron.

Mientras estos países iban por delante, en la UE se logró un pacto unánime conjunto pero a costa de sacrificar la mención a un plazo concreto, que se sustituye por “próximos días”. Y por no mencionar expresamente a Guaidó. Pero la alusión al artículo 233 de la Constitución venezolana en el que se basa la oposición del país latinoamericano para considerar que Maduro ha usurpado el cargo apunta a que ese reconocimiento sería inevitable si el actual dirigente de Venezuela no accede a someterse a las urnas en los próximos días.

La Unión alcanzó un acuerdo unánime para exigir al régimen de Maduro “la celebración urgente de unas elecciones presidenciales en Venezuela”. El texto, que ha logrado superar las objeciones planteadas por países como Grecia o Austria, advierte a Maduro que “en caso de que no se anuncie la convocatoria de elecciones en los próximos días, la UE tomará nuevas medidas, incluidas las relacionadas con el reconocimiento de un nuevo liderazgo en el país en línea con el artículo 233 de la Constitución venezolana”.

Dos países que presentaron objeciones a la posición común europea fueron Austria y Grecia. La resistencia del primero obedece a la presencia del partido de extrema derecha FPÖ en el Gobierno, que tiene estrechos lazos con el Kremlin. La ministra de Exteriores, Karin Kneissl, invitó en agosto a su boda a Vladímir Putin. En Grecia, Syriza, el partido de Alexis Tsipras, se resiste a apoyar los ataques contra Maduro auspiciados por EE UU por considerar que responden a los intereses de Washington.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información