El precio de la derrota

La debacle de la selección española en el Mundial de Brasil ha hundido las previsiones de ventas de bares, comida a domicilio o camisetas y demás parafernalia en Madrid, gran beneficiada de los éxitos de los últimos seis años