mundial 2014 | Selección de Uruguay

Villano para la FIFA, héroe en Uruguay

Compañeros y rivales consideran “excesiva” la sanción a Luis Suárez, que ya ha vuelto a su país

Suárez, en su casa y con sus hijos.VÍDEO: REUTERS // FOTO: P. BIELLI (AFP) (reuters_live)

El secretario general de la FIFA, Jerome Valcke, “aplaudió” ayer la dura sanción impuesta por el órgano rector del fútbol mundial al delantero uruguayo Luis Suárez, por tratarse su mordisco al defensa italiano Chiellini de una “conducta inaceptable, completamente alejada del fair play que debe presidir la Copa del Mundo cuando los ojos de todo el planeta están puestos sobre ella”. Pese a repetir varias veces que las decisiones del Comité Disciplinario de la FIFA no deben ser comentadas, el número dos de la organización volvió sobre el asunto a preguntas de los periodistas congregados en el estadio Maracaná y afirmó que el 9 uruguayo, elegido mejor jugador de la Liga inglesa esta temporada por sus compañeros de profesión, “debería seguir un tratamiento, dado que algo está claramente mal”.

“No es la primera vez que sucede”, continuó Valcke para justificar el castigo de nueve partidos internacionales y cuatro meses de alejamiento forzoso del fútbol; “si es una vez, se trata de un incidente; si son tres, es grave, y merece un castigo ejemplarizante[…]. Morder no es algo que se hace en la vida, había millones de personas y niños viéndolo por televisión. No es la imagen que queremos dar”.

Más información

La inclemente penalización a Suárez contrasta con la pasividad mostrada por la FIFA respecto a otras jugadas violentas sucedidas en este Mundial, como el flagrante codazo en la cara del defensa francés Sakho al centrocampista ecuatoriano Osvaldo Minda en el partido disputado en Maracaná el pasado miércoles. “¿Eso sí es parte del juego?”, le preguntó un reportero inglés a Valcke durante la por otra parte eufórica comparecencia de balance de la primera fase de la Copa. “El Comité Disciplinario no ha visto razones para abrir un expediente”, respondió escuetamente el secretario general de la FIFA.

Giorgio Chiellini, el defensa mordido en el hombro por Suárez en el minuto 79 del Uruguay-Italia después de varias escaramuzas entre ambos, afirmó en su web que la sanción es “excesiva” y que “espera sinceramente que le permitan quedarse al menos cerca de su equipo durante los partidos, porque para un jugador tal prohibición es alienante”. Más contundente fue el ex astro argentino Diego Armando Maradona, para quien la sanción “es una vergüenza”. “¿Quién se creen que son ustedes?”, preguntó retóricamente Maradona a los dirigentes de la FIFA en su programa De Zurda, que emite a diario la cadena venezolana Telesur desde Río de Janeiro. “¿A quién mató? Esto es fútbol, esto es roce…”, continúo El Pelusa: “¿Por qué no lo mandan a Guantánamo?”.

“Debería seguir un tratamiento”, sugiere el secretario general de la FIFA, Jerome Valcke

La sanción al 9 charrúa, considerado por muchos el mejor delantero centro del mundo, ha provocado una gran indignación en su país natal. El presidente José Mujica acudió personalmente al aeropuerto a recibir a Suárez para mostrarle su apoyo, aunque después se retiró debido al retraso del vuelo que trasladaba al jugador desde Brasil. “Soy viejo”, exclamó Mujica, “me acuerdo cuando usaban alfileres y en los córner echaban tierras en los ojos. Y los tanos [Italianos] son campeones en hacer calentar a la gente. Por eso la gente veterana tendría que darse cuenta de que se pasaron de la raya. Tiramos para afuera a Italia e Inglaterra, ¡cuánta guita perdieron!”, añadió el mandatario. El capitán de los celestes, Diego Lugano, fue aún más claro: “Me parece que se quiere atacar a Uruguay porque no tenemos mucho peso político, somos pocos y que ganemos no es negocio para el fútbol mundial, pero seguimos adelante. Jugadas como la que se dio entre Luis y Chiellini hay muchas en el fútbol, fue un contacto físico y cada cual queriendo sacar su ventaja. Es algo normal”.

El fútbol brasileño tampoco escondió su extrañeza por la magnitud del castigo. “No se puede negar que cometió un error, pero comprendo que ahí dentro el jugador está con la tensión a flor de piel por la disputa de espacios. La veo como demasiado severa”, dijo Fred, delantero titular de La Canarinha. El exfutbolista Juninho Pernambucano, campeón mundial en 2002, opinó que “un mordisco es algo malo en términos de educación, de mostrar una actitud equivocada a los niños, pero no es más violento que un codazo en la cara”.

El Liverpool, club en el que milita el jugador uruguayo desde 2010, ha expresado su intención de recibir asesoramiento legal sobre el caso mientras continúan los rumores acerca del posible fichaje de Suárez por el FC Barcelona.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50