El Sergas niega deficiencias en la gestión del hospital de Valdeorras

Sanidade atribuye la denuncia suscrita por 35 médicos a “intereses profesionales”

El hospital comarcal de Valdeorras “ha completado por primera vez en su historia” el cuadro de personal en los servicios de Traumatología, Anestesia y Hematología y “ha ampliado sus especialidades y servicios externos”. El Sergas sale al paso de la denuncia realizada por 35 médicos de ese centro a los que acusa de “alarmar a la ciudanía, máxima beneficiaria de las mejoras” de ese hospital y deja entrever que sus quejas obedecen a cuestiones retributivas. Sostiene la dirección provincial del Sergas que, en contra de las denuncias de los facultativos -“con plaza en propiedad”, puntualiza- se ha incrementado el personal médico y se han puesto en marcha “pruebas diagnósticas y consultas de alta resolución que hasta ahora solo se realizaban en Ourense”.

El Sergas deja claro su respaldo a la gerente, a la que el colectivo médico acusa de prepotencia y de poner en peligro los servicios hospitalarios, y asegura que esta “mantiene su apuesta por la necesidad de contar con un nuevo TAC” que asegura que ha solicitado pero que aún no ha recibido. Sobre las nuevas especialidades, que los médicos denunciantes no niegan aunque precisan que su asistencia está en precario, reducida a la mitad el número de facultativos, Sanidade advierte que los pacientes están siendo atendidos por especialistas “con plena capacidad” contratados por el hospital y que en ninguno de los casos se atiende a 70 pacientes por consulta.

“Todos los servicios del hospital mantienen una organización de guardias que garantizan en todo momento la asistencia urgente con criterios de calidad, inmediatez y seguridad”, sostiene la dirección provincial que reconoce la reorganización de las áreas aunque precisa que solo tuvo “efectos retributivos, poniendo límite así a años de agravios comparativos con otros profesionales de igual mérito y capacidad”.

La gerencia “lamenta” la “falta de voluntad de diálogo” que asegura haber encontrado en el colectivo que ha firmado la denuncia de “médicos propietarios”, para intentar aclarar o acercar posturas. Al mismo tiempo “rechaza la falta de respeto en el trato a las responsables de la dirección” y les llama la atención advirtiéndoles de que “como trabajadores públicos se deben al paciente y a la mejora de sus condiciones asistenciales por encima de sus intereses profesionales”.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50