_
_
_
_

Los errores en los enunciados de las pruebas se repiten en la EVAU: pocos ojos para evitar filtraciones

Al menos en seis comunidades autónomas ha habido este año fallos en la redacción de los exámenes. El celo para que no se difunda el contenido antes de tiempo hace que se reduzcan los controles

EVAU errores enunciados
Estudiantes catalanes en el primer día de las pruebas de acceso a la universidad en la Universidad de Barcelona, el 4 de junio.Albert Garcia

De viaje por el mundo, de celebración con amigos y familiares o simplemente descansando en casa. Así se encuentra la gran mayoría de los alrededor de 300.000 estudiantes que se presentó la semana pasada a las pruebas de acceso a la universidad en todas las comunidades excepto Baleares, que los empieza este martes. Unos exámenes que determinan el futuro laboral de los candidatos. Hay unos pocos, sin embargo, que todavía siguen con la mosca detrás de la oreja. Porque hasta una decena de pruebas repartidas en varias comunidades —Cataluña, Comunidad Valenciana, Asturias, Murcia, Castilla-La Mancha y Extremadura— contenía errores en la redacción de los enunciados, de mayor o menor gravedad, que impidieron el normal funcionamiento. ¿Cómo es posible que existan cada año fallos en los exámenes donde los estudiantes se juegan entrar en el grado y en la universidad que desean?

No hay curso sin polémica. La más mediática fue el triple error en el examen de Historia de Madrid de hace cuatro años, donde se pidió a los alumnos que analizaran unos años del reinado de Isabel II que, en realidad, se corresponden más bien, aunque no exactamente, con los de la regencia previa de su madre, María Cristina, y del general Espartero.

Encontrar el equilibrio entre evitar filtraciones y no cometer errores es una tarea compleja para los profesores encargados de redactar cada año la Evaluación para el Acceso a la Universidad —conocida por las siglas EVAU, EBAU, ABAU o PAU, en función de la región—. Cuantos más ojos lo ven, menos fallos se cometen, pero mayor es el peligro de que se difundan las preguntas antes del examen.

La organización y los controles varían en las distintas comunidades. En las más pequeñas, como por ejemplo Murcia, hay una única persona encargada de redactar los exámenes por cada materia, mientras que en otras formadas por varias provincias, como Cataluña o Comunidad Valenciana, es habitual crear comités de redacción integrados por unos pocos profesores de universidad o de instituto. Sea como fuere, ni unas ni otras están exentas de que se cometan errores, tal y como se observa cada curso. Este no ha sido una excepción.

El más grave, porque ha obligado a la repetición de la prueba, se ha producido en la asignatura de Literatura Castellana en Cataluña, que incluía, en una de las opciones a elegir sobre el comentario de texto, el poema Mientras por competir con tu cabello, de Luis de Góngora, que no forma parte de los 20 poemas de la Antología de Poesía del Siglo de Oro, una de las lecturas obligatorias de este curso. Tras detectar el fallo, pocas horas más tarde, la Oficina de Acceso a la Universidad, organizadora de la Selectividad, comunicó a los 1.368 alumnos matriculados en esta materia —una cifra baja porque son los que la cursaban como optativa— que podían repetirla. Finalmente, solo se han acogido a esta posibilidad 97 estudiantes, que se examinarán este miércoles.

El otro fallo en Cataluña se produjo en el examen de Diseño, ya que había un enunciado en el que se pedía a los alumnos que reprodujeran el dibujo de una caja de zapatos, pero a escala 1:20, lo que se traducía en unas dimensiones muy pequeñas. El error se corrigió durante la prueba y el Departamento de Universidades asegura que “ha ampliado los criterios de corrección” de este ejercicio, que valía medio punto, y que dará explicaciones de lo sucedido en los próximos días, pero una vez haya finalizado todo el proceso y se conozcan los resultados.

Corregir los enunciados erróneos sobre la marcha, durante los 90 minutos de la prueba, ha sido la solución más recurrente. Así se decidió en el examen de Matemáticas Aplicadas de Castilla-La Mancha o en los de Filosofía e Historia del Arte en la Región de Murcia. El coordinador general de la EVAU en esta última autonomía, Joaquin Lomba, tomó la decisión de adaptar y reformular las preguntas para “perjudicar lo menos posible” al alumnado. “El error se minimiza con medidas en tiempo real y se palía en la fase de corrección, teniendo en cuenta el fallo ocurrido”, explica Lomba. Por eso se decidió cambiar una de las preguntas sobre el filósofo Nietzsche por una de Descartes.

Valorar más positivamente al alumnado es la decisión que han tomado en la Comunidad Valenciana los miembros de la comisión de Matemáticas II, las de ciencias, tras constatar el error en uno de los problemas planteados, donde se pedía calcular varias ecuaciones y coordenadas de los vértices de un cuadrado, cuando en realidad era un rectángulo.

También en Asturias, donde se produjeron errores en la misma asignatura, han realizado “ajustes en los criterios de corrección”, según comenta el vicerrector de Estudiantes y Empleabilidad de la Universidad de Oviedo, Alfonso López. “Los profesores correctores tuvieron una reunión posterior a los exámenes y cuentan con la información adecuada para que el inconveniente no derive en un agravio para los estudiantes”, añade. En el caso del Principado, el fallo era que en una de las preguntas faltaba un “además” que condicionaba el resultado final, y en otra sobraba un “en el apartado anterior”.

Una última alternativa para remediar los errores cometidos se ha aplicado en el examen de Física de Extremadura, donde uno de los problemas estaba mal planteado. La solución acordada por la comisión organizadora ha sido valorar las cuatro preguntas en las que mejor puntuación haya obtenido el alumnado de las cinco entre las que había que realizar, de modo que cada pregunta cuente 2,5 puntos, en vez de dos.

Elaboración de los exámenes

En el caso de Cataluña, los exámenes están diseñados por la Oficina de las Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU), que crea una comisión organizadora donde están representadas todas las universidades catalanas. Cada materia cuenta con un responsable, que siempre es un profesor universitario, del que dependen varios subcoordinadores, encargados de redactar las preguntas, según explica el profesor de la Universidad de Barcelona y responsable de la materia de Biología, David Bueno. Un método parecido al que se realiza en la Comunidad Valenciana, según cuenta el coordinador de la EVAU en la región, Toni Gil.

Hay materias en que cada coordinador plantea preguntas y el responsable las une para montar el examen. En el caso de Bueno, opta por poner en común todas las cuestiones y discutirlas. En Cataluña, la propuesta se envía a la Oficina de las PAU para que dos evaluadores externos la revisen, y vuelve al responsable para que decida si incorpora o no modificaciones. Finalmente, la prueba va al Instituto de Estudios Catalanes para su revisión lingüística y maquetación, donde también pueden surgir observaciones. Un proceso larguísimo que empieza en septiembre y finaliza en mayo. Bueno no ve extraño que se cuelen errores. “Somos humanos, aunque deberíamos intentar que no pase. Lo importante es reconducirlo para que no afecte a los estudiantes”, cierra el docente.

En Murcia, en cambio, quien diseña la prueba es el coordinador de cada materia. A principio de curso, este se reúne con los profesores de instituto para establecer qué temas serán objeto de evaluación y para que puedan orientar las clases, según explica Lomba. A partir de ese momento, el encargado de la redacción tiene varios meses para elaborar las preguntas y es el único conocedor del examen. “Es muy seguro para evitar filtraciones, pero la contrapartida es que se pueden cometer fallos. En el caso de Murcia, el problema fue que parte del contenido no estaba incluido en el temario”, relata Lomba. En Asturias son dos los coordinadores por materia que se encargan de elaborar varios modelos a los que se les asigna un número para luego elegir el definitivo por sorteo, y son ellos mismos los que revisan el contenido de las preguntas.

Puedes seguir EL PAÍS Educación en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_