CITA EN BARCELONA DE LOS AUTORES DEL NUEVO SIGLO

García Márquez quita hierro a su ausencia del Congreso de la Lengua de Rosario

Gabriel García Márquez rebajó ayer la polémica sobre su no asistencia al III Congreso Internacional de la Lengua Española, que se celebrará en Rosario (Argentina) en noviembre. El premio Nobel portugués José Saramago contribuyó a aumentar la polémica ayer al declarar que si García Márquez no iba, él tampoco, aunque anoche afirmó que si el Nobel colombiano es invitado él sí asistirá.

En conversación telefónica con el director de la Real Academia Española, Víctor García de la Concha, García Márquez le pidió que transmitiera a Saramago su ruego de que reconsidere la decisión de no participar. El escritor colombiano, que reside en México, le dijo al director de la Real Academia, según informó éste a Efe: "En realidad, Víctor, he organizado yo mismo todo esto para lograr que tú me llamaras. Pero quiero que sepas que he leído en estos días las dos cosas que más podían dolerme: que yo no voy al congreso por diferencias con la Academia y por diferencias con Argentina". "Yo no tengo diferencias con la Academia: soy académico, lo único que ocurre es que no dejo que me nombren para que así no me obliguen a ir a cosas de éstas", agregó. "Y es bien sabido que no asisto a estos actos, de la misma manera que desde que recibí el Premio Nobel no me parece oportuno aceptar otros premios ni distinciones. Estuve en Zacatecas, pero es que en aquella ocasión no tenía que salir de México. Y si no me gusta ir a esos acontecimientos es, en el fondo de todo, porque soy tímido".

Más información
Mendoza reivindica la literatura como gran referencia moral de los ciudadanos
Argentina intensifica los esfuerzos para que García Márquez acuda al III Congreso de la Lengua

Amigos de la Academia

García Márquez le dijo también a García de la Concha: "En cuanto a Argentina, es el país que más amo; y ya tendré oportunidad de ir a Argentina. Yo me siento invitado permanente de la Real Academia y del Instituto Cervantes. Así que ruega a Saramago que vaya al congreso. Porque si no va él, entonces tendré que ir yo". García Márquez bromeó con García de la Concha y le agradeció su mediación en este asunto. También le recordó que ya le habían "salvado la vida" sus amigos de la Real Academia Española en otra oportunidad -como consecuencia de su discurso en Zacatecas sobre la reforma de la ortografía-, cuando le invitaron a visitar la sede de la institución, en Madrid, para aclarar con ese gesto cualquier malentendido. "Espero", añadió García de la Concha, "que con estas palabras de García Márquez queden disipadas todas las dudas y nos dediquemos entre todos a trabajar en los preparativos de este congreso".

Tras las declaraciones de Saramago, Jorge Edwards afirmó que iba a "reflexionar" sobre la oportunidad o no de asistir al congreso. Carlos Fuentes sí confirmó su participación, y Vargas Llosa dijo haberse excusado de no poder asistir por tener compromisos previos.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS