Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

García Márquez no quiere ser candidato al Cervantes

Academia Española (RAE) ha propuesto como candidatos al Premio Cervantes, que se fallará a principios del próximo mes de diciembre, a los escritores españoles Carlos Bousoño y Pedro Laín Entralgo y al colombiano Gabriel García Márquez, según confirmó ayer Fernando Lázaro Carreter, el director de la docta casa. Falta saber aún quiénes serán los candidatos del resto del jurado, en especial de los representantes de las diferentes academias latinoamericanas. El año pasado obtuvo el premio el poeta José García Nieto.

En este 1997 en que García Márquez cumple todos los aniversarios posibles -70 años, 50 de la publicación en prensa de su primer relato, La tercera resignación, 30 de la aparición de su gran novela Cien años de soledad y 15 del Premio Nobel- el Cervantes, el galardón más importante que se concede en España, dotado con 15 millones de pesetas, sería la guinda, pero el escritor no está por la labor. Ha hecho saber a algunos de sus amigos que no desea recibir el Cervantes porque, opina, después del Nobel de Literatura (1982), que a punto estuvo de cambiarle la vida para siempre, ya no quiere más premios.

"Con el Cervantes tengo un gran problema, todos los años es la misma presión. Pero es bueno que de vez en cuando los escritores tomen estas decisiones y aspiren sólo a ser leídos", afirmó ayer García Márquez en Cádiz. El escritor mantuvo en dicha ciudad -adonde llegó acompañado por Felipe González para pasar el fin de semana- un encuentro con medio centenar de intelectuales.

Aversión a los discursos

También manifestó su aversión a los discursos y los congresos, pero aceptó participar en la reunión y ni siquiera rehuyó la masiva petición de autógrafos. García Márquez se refirió a la negativa de que sus novelas sean llevadas al cine. En el caso de El otoño del patriarca, cuya adaptación prepara en la actualidad Marlon Brando, el autor explicó que el propio actor le visitó para exponer su idea de la película, y aceptó: ."Al fin y al cabo era un ídolo de mi juventud".El premio Nobel adelantó a su audiencia que actualmente trabaja "en una trilogía de amores de gente mayor. Tengo dos precocidas, de modo que cuando acabe la tercera tendré que darle un poco de unidad".

Coincidiendo con la movida del Cervantes, la editorial Plaza & Janés culmina la publicación en bolsillo de la obra del escritor colombiano con dos nuevos títulos: Del amor y otros demonios y Ojos de perro azul. La editorial distribuye también un tríptico en el que se recuerdan los cuatro aniversarios del escritor.

El director de la Real Academia no quiso pronunciarse sobre la posibilidad de que Gabriel García Márquez no quiera aceptar el Premio Cervantes. La obligación de los académicos es presentar a los escritores que consideren oportunos, afirmó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de noviembre de 1997