Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat califica de "inaceptable" la carta de la Real Academia en defensa del castellano

El Gobierno catalán afirma que velará para superar los desequilibrios históricos

La Generalitat de Cataluña calificó ayer de "inaceptables" los argumentos de la carta remitida por el director de la Real Academia Española , Fernando Lázaro Carreter, al presidente Felipe González, en la que pedía más protección para el castellano en las comunidades bilingües. En un comunicado hecho público ayer, el Departamento de Cultura asegura que la carta de la RAE evidencia un "desconocimiento de la realidad lingüística de Cataluña", y afirma que el catalán no ha conseguido en Cataluña el mismo nivel de conocimiento entre la población que el castellano. La Generalitat asegura que velará para reparar "los desequilibrios históricos producidos después de 250 años de no reconocimiento oficial del catalán".

En el comunicado, el Departamento de Cultura dice sentirse "sorprendido" por el desconocimiento de la RAE acerca de la realidad lingüística de Cataluña. "Nadie puede ignorar que la totalidad de la población de Cataluña conoce la lengua castellana, que puede ser usada en todas las situaciones, mientras que la lengua catalana no ha alcanzado el mismo nivel de conocimiento y de posibilidades de uso. Es objetivo de los poderes públicos de Cataluña superar esa desigualdad".Después de considerar "razonable que la Real Academia Española vele por la corrección y el buen uso oral y escrito de la lengua castellana", el comunicado arremete contra las medidas sugeridas por la RAE. "En su documento, la Real Academia propone medidas que no son aceptables, porque no reconocen la función de la lengua propia de cada comunidad como elemento definitorio de su identidad, ni contribuyen al fortalecimiento de la convivencia entre los pueblos de España, convivencia que sólo será posible con el reconocimiento igualitario de la realidad plurilingüe, pluricultural y plurinacional por parte del conjunto del Estado".

Invocar la Constitución

La Generalitat invoca la Constitución española para reforzar el argumento de pluralidad y el Estatuto de Autonomía para defender la competencia exclusiva de la Generalitat en materia de cultura en general y la competencia plena en enseñanza. Y afirma que la Ley de Normalización Lingüística, que el Parlamento de Cataluña aprobó por unanimidad en 1983, "velará por un marco de convivencia idiornática" y reparará los desequilibrios históricos que son consecuencia del no reconocimiento oficial del catalán durante 250 años y de la persecución política e institucional.

Ayer mismo, horas antes de que la Generalitat hiciera público su comunicado, Fernando Lázaro Carreter denunció, en declaraciones a Catalunya Ràdio, la Iigereza" y "falta de justicia" con que, en su opinión, se ha utilizado su nombre en esta polémica. "La primera sorpresa se produce, cuando se concentra en mi persona este problema, cuando se trata de un escrito colectivo", dijo. "Naturalmente, hay que firmar las cartas, y al presidente del Gobierno sólo le puede firmar las cartas el director de la Academia, pero de eso a haberlo convertido en un asunto personal... Me parece absolutamente inexplicable". Y añadió: "La Academia lamenta haber sido metida en esa polémica. La Academia ha pedido paz, por favor, paz idiomática, respeto para todas las culturas que se torne en afecto".

El secretario de la Real Academia Española, Víctor García de la Concha, por su parte, declaró ayer a Efe: "Esta Academia no entra en discusiones políticas, ni acerca del bilingüismo ni sobre cualquier otro asunto cultural, ya que su única función es velar por la lengua castellana". "Corno corporación encargada de velar por la lengua castellana", dijo García. de la Concha, "la Real Academia siempre ha querido evitar todo radicalismo cultural y favorecer la convivencia, y nunca ha intentado hacer otra cosa que propuestas, jamás imposiciones". El secretario de la RAE dijo también: "La Academia no va a entrar en ninguna discusión con ningún político en torno a asuntos culturales y lingüísticos y, respecto al bilingüismo, sólo la guía el propósito de contribuir a una efectiva convivencia pacífica de todas las lenguas de España".

El portavoz de Esquerra Republicana de Catalunya en el Parlamento catalán, Josep Lluís Carod-Rovira, expresó ayer su coincidencia con la opinión de la Generalitat sobre la "ignorancia absoluta" de la Academia, al conocer por EL PAÍS el contenido del comunicado. Carod-Rovira destacó que la Academia, en su carta, manifiesta "un desconocimiento absoluto de la realidad sociolingüística" y "el marco legal" de Cataluña. "Lo mejor que podrían hacer es cerrar la institución", añadió.

El portavoz del Partido Popular en el Parlamento de Cataluña, Josep Curto, calificó de "adecuado" el comunicado de la Generalitat. "Se trata de un texto prudente, que no tiene un tono ni agresivo ni beligerante. Quiero pensar que el tono responde a la voluntad de mantener la convivencia en Cataluña, que todos deseamos, y que no se debe a una mala conciencia por la aplicación de la Ley de Normalización Lingüistica", dijo. "Vale la pena que este texto dé por zanjado el terna", añadió.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de noviembre de 1994