Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mark Wahlberg cobra 1,5 millones por repetir unas escenas; Michelle Williams, solo 1.000 dólares

Los artistas coprotagonizan 'Todo el dinero del mundo' en la que Ridley Scott reemplazó a Kevin Spacey tras el escándalo de los abusos

Mark Wahlberg y Michelle Williams.
Mark Wahlberg y Michelle Williams. getty

La polémica vuelve a rondar Todo el dinero del mundo, la última película del cineasta Ridley Scott. Si en el pasado mes de noviembre, tras saltar las acusaciones contra Kevin Spacey por acoso sexual, el director decidió borrar al actor y reemplazarle por Christopher Plummer, ahora saltan las alarmas al descubrirse la brecha salarial entre sus protagonistas, Michelle Williams y Mark Wahlberg. Scott pagó 1,5 millones para que su estrella masculina volviese a grabar las escenas con Plummer, mientras que la reputada actriz coprotagonista, nominada a los últimos Globos de Oro, solo cobró 1.000 dólares.

USA Today lo destapó este martes. Aunque Williams y Wahlberg comparten agencia de representación (William Morris Enadeavor), no percibieron los mismos beneficios. Ridley Scott aseguró en su día a la misma publicación que ni él ni los actores, a excepción de Plummer y el equipo técnico involucrado, cobraron un extra por la nueva versión del filme. Sin embargo, la publicación sostiene que “el equipo de Mark Wahlberg negoció una cuota de 1,5 millones de dólares por volver a rodar esas escenas, y que a Williams no se la mencionó”.

Ha sido la escritora Melissa Silverstein, fundadora de Mujer y Hollywood, quien se ha hecho eco de esta información en su cuenta de Twitter. “Un día después del despliegue del poderío femenino en los Globos de Oro, descubrí que se produjo una brecha salarial ofensiva entre Michelle Williams y Mark Wahlberg en las nuevas escenas de Todo el dinero del mundo. ¿De verdad pensaban que esto no saldría a la luz? Inaceptable”, publicó Silverstein.

Estrenada el pasado mes de diciembre en EE UU, Todo el dinero del mundo es un drama en el que Gail Harris, interpretada por Michelle Williams, nominada a los Premios Globos de Oro por esta misma cinta, intenta que su exsuegro, el magnate del petróleo Paul Getty, desembolsase el millonario rescate que piden tras secuestrar a su hijo de 16 años. Getty estaba interpretado por Spacey, que fue inmediatamente despedido de la película al destaparse el escándalo sexual. La cinta, que ya estaba en postproducción, tuvo que volver a grabarse plano a plano para remplazar al protagonista de House of Cards.

Más información