Pablo de Llano
Sobre la firma

Redactor de El País Semanal. Trabajó en la sede mexicana de El País América y fue corresponsal del periódico en Miami. Es licenciado en Filosofía por la Universidad de Santiago de Compostela.

Juanjo López, chef de La Tasquita de Enfrente, nos preparó unas patatas fritas. Las cortó en bastones iguales, para que no se cocinasen unas más que otras. Las frio en dos tiempos. Quedaron suculentas: crocantes por fuera, hechas por dentro.
REPORTAJE

En busca de la patata frita perfecta

Visitamos a chefs para probarla en su versión más fina, buscamos su digna clase media en un establecimiento de pollo asado y su cara industrial en una cadena de comida rápida. Ojeamos su historia sin origen cierto y reflexionamos sobre los daños que le ha infligido la vida moderna. Fijamos nuestra atención en ella, porque ¿acaso hay algo más importante que una patata frita?

La cocinera gallega Lucía Freitas en Santiago de Compostela
ENTREVISTAS CON EL FUTURO

Lucía Freitas: “Cuando empecé era un pitbull, y ahora soy la mamá de mi equipo”

Un sacrificado camino de trabajo y aprendizaje ha llevado a la cocinera gallega a la élite de la gastronomía. De unos inicios llenos de inseguridades a la entrada en el olimpo Michelin de su restaurante, A Tafona, en Santiago de Compostela. A sus 39 años reflexiona sobre su precoz carrera, el tránsito del frenesí laboral a una vida más equilibrada y el concepto de liderazgo en un oficio de egos hipertrofiados.

Una recta de la carretera N-II en la zona en que se pasa de Cataluña a Aragón.

En ruta por la N-II

Fue la carretera principal entre Francia y Madrid pasando por Barcelona. Con las autopistas quedó en segundo plano. Hoy está en un limbo entre lo que fue y lo que no deja de ser. Aunque salpicada de ruinas, la Nacional II sigue viva y rica en gente, paisaje y sorprendentes giros de guion.

Jesús García cuelga congrios recién preparados para secar.
GASTRONOMÍA

La leyenda del congrio seco

He aquí la historia de un pez que lleva siglos yendo de Galicia a Aragón, donde es un manjar, sin que nadie le haga demasiado caso. Hoy la tradición está en peligro. Dos familias de Muxía mantienen vivo el oficio y reivindican el valor del producto, que lentamente asoma la cabeza en la alta gastronomía.

newsletter

Recibe la mejor información en tu bandeja de entrada