Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Los gastos irregulares de Dívar requieren una inmediata investigación judicial?

Tras los datos difundidos por el vocal del Poder Judicial José Manuel Gómez Benitez sobre el uso de fondos públicos por parte del presidente del CGPJ, Carlos Dívar, para sus gastos privados en desplazamientos que incluían frecuentes alojamientos en Marbella, ahora existen indicios de que Dívar ha mentido sobre las causas que él ha invocado como motivo de sus viajes oficiales. Ese cúmulo de supuestas irregularidades plantean con fuerza la existencia de responsabilidades.

¿Cómo se entiende el comportamiento de la fiscalía en el ‘caso Dívar’?

El teniente fiscal del Tribunal Supremo, Juan José Martín Casallo, ha archivado la denuncia por malversación de caudales públicos contra Carlos Dívar que había presentado el vocal del Poder Judicial José Manuel Gómez Benítez. La denuncia afirmaba que el presidente del Supremo y del Consejo general del Poder Judicial había costeado con dinero público 20 viajes a Puerto Banús (Marbella), en fines de semana de cuatro días, supuestamente para actividades oficiales. La fiscalía ha archivado ahora la denuncia sin apenas haber iniciado investigación alguna y a pesar de reconocer, en la nota de prensa en la que ha dado cuenta de su decisión, que Dívar realizó “viajes que tienen consideración de oficial, pero que se ven prolongados en actividades que podrían ser consideradas privadas”. La decisión de la fiscalía se produce, además, después de que el secretario general del Consejo, Celso Rodríguez Padrón, se negara a certificar por escrito que los viajes del presidente habían sido oficiales. Rodríguez Padrón alegó que él no estuvo en ellos y que no tenía constancia de actividades oficiales en las fechas de los viajes.