Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colombia se compromete a una ambiciosa reducción de la deforestación

Alemania, Noruega y Reino Unido apoyarán al país andino con la entrega de 360 millones de dólares

El ministro de Ambiente de Colombia, Ricardo Lozano (centro), firma la declaración conjunta junto a sus homólogos de Alemania y Noruega.
El ministro de Ambiente de Colombia, Ricardo Lozano (centro), firma la declaración conjunta junto a sus homólogos de Alemania y Noruega.

Colombia, uno de los países más biodiversos del mundo, aumentará significativamente sus metas para reducir la deforestación. Para apoyar al país suramericano en ese compromiso, que incluye programas de gran impacto para proteger los bosques y comunidades étnicas, Alemania, Noruega y Reino Unido anunciaron la entrega de 360 millones de dólares en una declaración conjunta firmada este miércoles durante la Cumbre del Clima en Madrid. De esto modo, los cuatro países extienden hasta el  2025 una alianza que se inició formalmente hace cuatro años en la cumbre de París.

En Colombia, donde los bosques naturales cubren casi 60 millones de hectáreas, la principal causa del cambio climático es la deforestación. Esta renovada alianza es significativa en momentos en que otros países amazónicos de gran biodiversidad, como Brasil, retroceden en sus esfuerzos. Además de ser un apoyo clave en los esfuerzos de paz, los tres países europeos son también los principales cooperantes de Bogotá en asuntos ambientes.

En el marco del acuerdo de París, el Gobierno de Juan Manuel Santos (2010-2018) se propuso detener completamente la pérdida de los bosques en el Amazonas en 2020. Sin embargo, la deforestación ha aumentado significativamente en varias regiones en el nuevo contexto tras la firma del acuerdo de paz con la extinta guerrilla de las FARC, a finales de 2016. La declaración es también un reconocimiento a la capacidad del país para revertir esta tendencia, que en 2018 se redujo en un 10% comparado con 2017.

El Gobierno de Iván Duque, que lleva año y medio en el poder, había propuesto en el Plan Nacional de Desarrollo mantener la deforestación al nivel de 2017, en torno a unas 220.000 hectáreas, lo que había despertado críticas de ambientalistas, pues ya era un aumento considerable en relación con los años anteriores. Sin embargo, en una muestra de voluntad política, la declaración conjunta anunciada en Madrid reduce esos niveles en más del 50 por ciento, hasta 100.000 hectáreas o menos para el 2025, y 155.000 hectáreas o menos para el 2022.

“La ambición y compromiso de Colombia para reducir la deforestación es de importancia global”, valoró Ola Elvestuen, ministro de Clima y Ambiente de Noruega. “No podemos frenar el cambio climático sin detener la deforestación. La comunidad internacional debería sumarse para movilizar millones de dólares al año con el fin de apoyar a los países boscosos a lograr la reducción de sus emisiones”, agregó. Su homólogo colombiano, Ricardo Lozano, destacó la creación del Concejo Nacional para Combatir la Deforestación y Otros Crímenes Ambientales Asociados (CONALDEF). “Seguiremos fortaleciendo nuestra capacidad para reducir la creciente tendencia de deforestación a escala local y fomentar beneficios económicos y sociales”, afirmó el funcionario.

Colombia, según la declaración, implementará una serie de acciones en las áreas más afectadas de su territorio. En el 2022 iniciará la restauración de 200.000 hectáreas, incrementará las áreas de manejo sostenible y fortalecerá el apoyo a los pequeños agricultores para garantizar que su producción sea sostenible. Por su parte, Alemania, Noruega y Reino Unido contribuirán con 366 millones de dólares hasta 2025, de los cuales 260 millones corresponderán a pagos por reducción de emisiones y 106 estarán dedicados a apoyar políticas e implementación. La declaración también reconoce el liderazgo de Colombia en los esfuerzos regionales para proteger los bosques tropicales, y concretamente la firma el pacto de Leticia, en el cual siete países amazónicos acordaron crear una red de cooperación ante los desastres naturales el pasado septiembre.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información