Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mike Pompeo arremete en Davos contra el multilateralismo

El secretario de Estado de EE UU anima a los países a seguir el ejemplo de Trump

Pompeo, durante su intervención de este martes por videoconferencia en el Foro Económico Mundial.
Pompeo, durante su intervención de este martes por videoconferencia en el Foro Económico Mundial. AFP

El secretario de Estado de EE UU, Mike Pompeo, ha realizado este martes una encendida defensa en favor del nacionalismo y en contra de las organizaciones multilaterales ante una de las instituciones que representan la esencia de la globalización, el Foro Económico Mundial. “Los países importan. Las organizaciones internacionales no representan a los ciudadanos, las naciones sí”, ha aseverado tajante Pompeo.

A su juicio, la irrupción en los últimos años de fenómenos como Emmanuel Macron, en Francia; el Movimiento Cinco Estrellas, en Italia; la victoria del Brexit en el referéndum de 2016 y del propio Donald Trump en Estados Unidos se explican porque durante años la gente ha sido ignorada y sus necesidades no han sido tenidas en cuenta. “Líderes fuertes hacen naciones fuertes”, ha rematado. “Es lo que ha hecho EE UU y puede funcionar también en otros países. La fortaleza no es solo militar”, ha concluido.

El jefe de la diplomacia estadounidense ha negado que el América primero de la actual Casa Blanca esté contribuyendo a acabar con la preeminencia de Estados Unidos en la política internacional. “No estamos aislados. De ninguna manera. Pero a veces ejercer el liderazgo es difícil y temporalmente puede dejarte solo”, ha justificado.

Pompeo ha abundado en las tesis políticas de la Administración de Trump y ha reiterado la necesidad de evaluar la validez de las instituciones que dieron lugar tras la Segunda Guerra Mundial al actual orden mundial. “Esperamos que las instituciones cumplan su propósito, que su existencia tenga sentido. Si no, no necesariamente habrá que terminar con ellas pero habrá que cambiarlas para garantizar su supervivencia”, ha desafiado el secretario de Estado.

Mike Pompeo ha arremetido contra Irán —“un actor indudablemente maligno en la región”— y ha defendido lo que, a su juicio, son los grandes logros de la diplomacia estadounidense en estos dos años de mandato del magnate republicano. “Hemos ejercido la presión necesaria y hemos logrado sentar a Corea del Norte en la mesa y obligarle a negociar”; “estamos reequilibrando nuestra relación con China”; “hemos derrotado al ISIS en Siria e Irak”; “estamos haciendo todo lo posible para que Rusia cambie su actitud y rectifique”, y así cualquier materia suscitada por el moderador, el presidente del Foro, Borge Brende. Tampoco era de esperar que un miembro en ejercicio de una Administración dejase entrever el mínimo atisbo de autocrítica.

Pese a la decisión de Trump de anular el viaje de la delegación estadounidense al Foro de Davos, Pompeo hizo su intervención por vídeoconferencia, una opción inusual y que apenas se ha utilizado en una decena de ocasiones en los 49 años de historia del Foro de Davos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información