Reportaje:DE LA NOCHE A LA MAÑANA | APUNTES

Una pasión devastadora

Condición imprescindible para iniciar un debate cultural serio es desdeñar como interlocutor válido a ese personaje de fábula que se autopromociona con los dineros públicos, y a su soldadesca

newsletter

Recibe la mejor información en tu bandeja de entrada