Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Llega a España la marca en la que los consumidores pueden elegir el precio

Una compañía francesa empieza a comercializar en el mercado español leche y huevos que aseguran un mayor retorno para los productores

La marca vende de momento leche y  huevos, pero preve ofrecer en el corto plazo también aceite y naranjas Ampliar foto
La marca vende de momento leche y huevos, pero preve ofrecer en el corto plazo también aceite y naranjas

A finales del 2006 hablaba en este blog del lanzamiento de una marca francesa de productos de alimentación que devolvía al consumidor el poder de decisión. Se trata de C’est qui le patron?! La marque du consommateur (¿Quién es el jefe? La marca del consumidor, en español). En esta marca, el pliego de condiciones de los productos, así como el precio final, es votado de manera democrática por los consumidores.

Casi cuatro años más tarde de ese lanzamiento, el balance de la iniciativa es espectacular y una bofetada para las enseñas distribuidoras de alimentación. Mientras que las grandes empresas han apostado a lo largo de los años por ofrecer productos lo más baratos posible aun a costa de ahogar a los ganaderos y agricultores, ¿Quién es el jefe? ha considerado que el consumidor prefería pagar un poco más caro pero con ese plus garantizar un salario justo al productor, asegurar el bienestar animal y conseguir un menor impacto medioambiental. Detrás de la marca, una cooperativa de sólo 7.500 personas deseosas de echar un cable al mundo rural. Y lo que empezó con la venta de leche y el rescate del sector lácteo, se ha extendido en sólo cuatro años a una treintena de productos, y suma y sigue.

En Francia han vendido 150 millones de productos en 36 meses, récord de ventas de la agroalimentación 

No se equivocaron en 2016 los responsables de ¿Quién es el jefe? en su juicio de valor. Los números cantan. Su leche se ha convertido en la cuarta marca de leche más vendida en Francia desde su lanzamiento en noviembre del 2016. Su mantequilla bio es también muy popular: de hecho es el producto bio con mayor crecimiento del país. La misma historia para sus huevos camperos, lanzados en enero del año pasado. En total han comprado sus productos once millones y medio de consumidores franceses, uno de cada cinco adultos. La marca de los consumidores ha vendido en Francia 150 millones de productos en 36 meses lo que, según el gabinete Nielsen, son las mayores ventas en la historia de la agroalimentación para una nueva marca.

Por si la historia no parece suficientemente curiosa, hay que añadir al relato que sus productos triunfan a pesar de no ser anunciados en TV ni promovidos en los supers ni ser el objeto de una campaña publicitaria. Funcionan por el viejo y simple principio del boca-oreja, y porque el consumidor en realidad está viviendo una revolución en su cabeza: el precio no es ya el primero ni el único factor que prima al hacer la compra.

Así que me pareció una noticia estupenda enterarme de que la iniciativa francesa había cruzado la frontera y que La marca de los consumidores está ya funcionando también en nuestro país. En marzo de del año pasado los promotores en España de ¿Quién es el jefe? lanzaron el cuestionario para crear la leche, en el que más de 6.500 consumidores votaron los siguientes criterios: origen de la leche, remuneración de los productores, alimentación y pastoreo, bienestar animal y libertad, posibilidad de alimentación sin aceite de palma ni transgénicos, apoyo a las pequeñas granjas familiares, embalaje y apertura. Se decidió vender el litro a 0,99 euros, la entera; 0,90 euros, la semidesnatada y 0,84 euros, la desnatada. Del total del precio, 0,390 euros remuneran al ganadero. En este enlace se puede ver el resultado total del escrutinio.

La leche procede de vacas zamoranas y es recogida por la empresa Leche Gaza
La leche procede de vacas zamoranas y es recogida por la empresa Leche Gaza

Y en julio del año pasado ¿Quién es el jefe? lanzó el cuestionario para crear un segundo producto: los huevos, que incluyó criterios como: tipo de crianza de las gallinas y bienestar animal, tamaño del huevo, alimentación de las gallinas, color de la yema, proximidad entre centro de embalaje y centro de producción, embalaje y apoyo al productor para la conversión de su explotación a campera o ecológica. Los huevos se venden a 2,83 euros la docena y proceden de gallinas ponedoras camperas criadas en libertad. En este enlace se pueden ver los resultados completos de la votación de más de 1.400 personas. Tanto la leche como los huevos se venden de momento sólo en Carrefour, tanto en sus hipermercados como supermercados y online.

Hasta el 31 de enero pueden votarse los criterios del tercer producto que piensa lanzar La marca de los consumidores en nuestro país: el aceite de oliva. En este enlace se puede acceder al cuestionario. De momento han votado ya 1.246 personas, quienes han decidido sobre cuestiones como el origen del aceite, los sistemas de producción y el impacto en el medio ambiente o la denominación de origen protegida. El próximo producto en cartera son las naranjas pero aún no han creado el cuestionario para los consumidores.

España ha acogido la iniciativa pero no es el único mercado abierto a la experiencia de origen francés. Los consumidores han importado la idea allende otras fronteras y están ya consiguiendo productos más justos en los Estados Unidos (Eat’s my choice), Bélgica (Wie is de baas?!) y el Reino Unido (The consumer brand).

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información