Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cliente: decide el precio del producto

Cliente: decide el precio del producto

Esta es la propuesta que lanza Carrefour - Francia a sus clientes a partir del próximo mes de octubre. ¿Y si fuera el comprador quien establece el precio? «C'est qui le patron? La marque du consommateur» (¿Quién es el jefe? La marca del consumidor) es el nombre de esta nueva línea de productos Carrefour cuyo precio de venta al publico habrá sido establecido por el consumidor.


El primer artículo a la venta será un tetra-brik de leche, una elección nada azarosa
, puesto que los productores de leche franceses han protagonizado este verano una verdadera batalla campal con Lactalis, la mayor empresa láctea del mundo. Al final consiguieron que les paguen algo más cara la leche. Han pasado de 257 euros a 275 euros por cada 1.000 litros. A pesar del aumento significativo, los sindicatos sitúan los costes de producción entre 330 y 338 euros los 1.000 litros de leche.

El brik de leche «¿Quién es el jefe?» se venderá a 99 céntimos el litro. Y de ese total los ganaderos obtendrán un beneficio de 39 céntimos. El precio de venta fue establecido este verano por 6.000 consumidores que respondieron a un cuestionario on line. Los 51 productores que proporcionarán la leche son pequeñas explotaciones familiares agrupadas en una cooperativa del departamento de Ain y que se encuentran en una situación financiera complicada. La leche «¿Quién es el jefe?» supone un sobrecoste para el consumidor de 7 céntimos por brik, pero permitirá por otro lado aportar un balón de oxígeno a un sector casi en la uvi.

Y si los consumidores han decidido el precio justo de la leche también han exigido unas condiciones mínimas de producción. Do ut des, que decían los clásicos. Las vacas lecheras que participan en el proyecto deben ser alimentadas con forraje local y libre de OGM ; además deben poder alimentarse libremente en los pastos entre 3 y 6 meses al año.

La nueva línea de productos Carrefour es la iniciativa de dos organizaciones de la sociedad civil. Por un lado una asociación contra el desperdicio de alimentos, Les Gueules cassées, y por el otro lado, de Mesgouts.fr, una plataforma online que ofrece una comparativa de alimentos según diferentes criterios (calidad, origen, impacto medioambiental...). Les Gueules cassées ya se había aliado en 2014 con otra gran superficie, Intermarché, para lanzar la campaña «Fruits et Légumes moches» (frutas y verduras feas), que permitió comercializar y vender fruta y verdura que normalmente se desecha y ni llega a la distribución un 30% más barata. Todo con el loable objetivo de luchar contra el desperdicio alimentario.

Los promotores de la leche ¿Quién es el jefe ? esperan poder añadir en el medio plazo otros productos lácteos a su gama, pero también abrirse a otros sectores y proponer por ejemplo zumo de manzana, pizza o incluso charcutería, cuyo precio será siempre establecido por el «jefe», es decir, el consumidor.

Fotos: Hole in the splash y Lait vía Flickr / Creative Commons

Comentarios

Pues, depende, porque a veces hay gastos que debes hacer obligatoriamente y contra los que no puedes hacer nada para influir en el precio, como es un entierro.
Por algo los franceses son los número uno en las grandes superficies.
Todo eso son artimañas de Carrefour para vender más. Desde mi punto de vista, no hay que comprar en Carrefour ni en ningún supermercado, sino en las tiendas de barrio.¿A cuantos pequeños tenderos han hundido las grandes superficies? ¡A cuántos agricultores han hundido? Habría mucho que hablar.Un saludo