Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los 19 deseos (feministas) que pedir a 2019

Políticas, artistas, teóricas... Para ellas, el 8 de marzo fue lo mejor de 2018, un hito en la lucha por la igualdad a la que quedan muchas batallas, entre ellas, el fin de la violencia

Manifestación del pasado 8M en Madrid.
Manifestación del pasado 8M en Madrid.

Cuando a finales de abril una mujer alzó un cartel morado en el que se leía "Juntas y fuertes", estaba levantando el resumen de este año ocho meses antes de que acabara, en uno de los días que lo han marcado, el jueves 26 de aquel mes, cuando se leyó la sentencia a La Manada, una condena por abuso y no por agresión que provocó una explosión social. Aquella tarde, como apenas dos meses antes en un 8 de marzo organizado, huelguista y respaldado por la.mayoría de la ciudadanía, mujeres de todas las edades, profesiones, ideologías y lugares llenaron las calles, las redes sociales y los medios de comunicación.

Este 2018 las mujeres han dejado de callar, de admitir, de ceder y de lidiar, han pedido y exigido y han engordado las tropas de la lucha por la igualdad. Ahora ya de forma masiva y global. Si hay algo en lo que coinciden feministas y colectivos es en que el 8 de marzo marcó un hito histórico y colocó a España como punta de lanza. Ese día, dicen, ha sido lo mejor del año. Ahora, en apenas unas horas, llegará 2019, para el que también hay un deseo mayoritario: el fin de la violencia. Cuentan que eso es lo más urgente, aunque existan decenas de problemas más que solucionar. Un objetivo común que también podría tener su resumen en otro cartel que se atisba de vez en cuando en las manifestaciones, el de "diversas, pero no dispersas".

Aquí, 19 feministas diversas se quedan con lo mejor de 2018 y piden su deseo a 2019. Aunque, como apostillan varias, más que deseos esperan que sean los resultados a corto plazo del trabajo diario de todas aquellas personas que creen en la igualdad.

Laura Asensi

Profesora de la Universidad de Alicante y psicóloga clínica y forense

2018. Este año se ha evidenciado un aumento de la comprensión, sensibilización, sentimiento y conciencia del feminismo, más movimiento, más actividad, más participación, más solidaridad. En general más gente favorable a la igualdad y que rechaza la discriminación hacia la mujer, como profesora universitaria lo noto en chicas y chicos que se declaran sin rubor alguno como feministas, algo impensable hasta hace poco.

2019. Para 2019 deseo que en el ámbito judicial todos los profesionales, desde la primera atención a la víctima hasta el veredicto final, estuvieran formados, especializados y sensibilizados para evitar el maltrato institucional y el sufrimiento añadido a las víctimas.

Lucía Avilés

Magistrada y portavoz de Mujeres Juezas de España

2018. Lo mejor de 2018 han sido los avances que se han estado dando en materia de feminismo, ha irrumpido una nueva idea transformadora de poder y de hecho se está consolidadndo el liderazgo femenino en ámbitos tradicionalmente dedicados a los hombres, se habla de feminismo, de género y se están dando pasos en el ámbito juridíco, lentos sí, pero en aras de conseguir una justicia igualitaria. Aunque quede mucho por hacer.

Cientos de mujeres se concentran en Bilbao en el Día de la Mujer, el pasado 8 de marzo.
Cientos de mujeres se concentran en Bilbao en el Día de la Mujer, el pasado 8 de marzo. REUTERS

2019: Primero le pediría a 2019 la formación y transformación social para la mejora en la defensa y protección de los derechos humanos, y en especial los derechos de las mujeres; y en general la promoción y protección de la diversidad y la despatriarcalización de las mentalidades jurídicas. Cuando se llega a la justicia es porque el sistema ha fracasado. Nosotras podemos mejorar las leyes, que haya mayor perspectiva de género, que se cumpla el Convenio de Estambul, que haya formación para todos los operadores jurídicos, pero si no tenemos la formación y la educación igualitaria en derechos fundamentales, la sociedad no avanzará, tendremos una justicia muy avanzada y muy técnica, pero la sociedad tendrá una asignatura democrática pendiente.

Ritxar Bacete

Antropólogo y escritor

2018. Sin lugar a dudas, desde mi punto de vista, el año 2018 pasará a la historia como el año de las mujeres y el feminismo. Lo más significativo ha sido la constatación de que hemos entrado en un nuevo tiempo: en la era del feminismo. Falta mucho aún para lograr la igualdad real y efectiva de mujeres y hombres, eso es evidente, pero el feminismo y las mujeres han logrado poner el tema en el centro de la agenda política, hasta tal punto que quienes se resisten a la igualdad han tenido que organizarse políticamente y salir de la caverna. Y lo han tenido que hacer ante el avance imparable de la equidad como valor de convivencia, como cultura y también como prácticas cotidianas igualitarias que están cada vez más extendidas, y que están señalando directamente al corazón de la bestia, cuestionando los privilegios y el orden patriarcal del mundo.

 El gobierno que, el pasado junio, formó Pedro Sánchez. El más feminista de la historia.
El gobierno que, el pasado junio, formó Pedro Sánchez. El más feminista de la historia.

2019. Pero estos logros que tenemos que honrar y celebrar, no están exentos de peligros y nuevos desafíos. Aunque cada vez más hombres se posicionan al lado de las mujeres y el feminismo, el gran reto pasa por el cambio en los hombres, en la mayoría de los hombres. Nos guste o no, tenemos que tener en cuenta que la igualdad real, el cambio profundo, transformador y permanente, no será posible sin la incorporación significativa de los hombres a las prácticas y valores igualitarios. Por lo que el balón está de nuevo en el tejado de los hombres... La buena noticia es que el feminismo es un regalo de humanidad para los hombres, que ha venido a liberarnos, y aunque la mayoría de nosotros no seamos conscientes, también necesitamos emanciparnos. Mis deseos feministas para 2019 son dos. El primero sería que de una vez por todas se apueste por una mirada integral de género y se incorpore a los hombres en las políticas de igualdad, y que en todos los ámbitos institucionales se creen programas y acciones específicas dirigidas a promover la participación equitativa de los hombres en los cuidados, a dar visibilidad y cuestionar los privilegios masculinos y, sobre todo, a generar identidades pacíficas en los hombres, deslegitimando el uso de la violencia. El segundo es que no abandonemos a los niños. Necesitamos que los nuevos hombres crezcan rodeados de referentes igualitarios, de modelos y prácticas donde la masculinidad hegemónica, lo mayoritario, lo normal, sean los hombres buenos, pacíficos, cuidadores y tiernos.

Álvaro Botías

Inspector de Policía Nacional, especialista en Familia y Mujer, y escritor

2018. Lo más positivo es el aluvión de conciencia social. Hemos sentado las bases a partir de ese 8 de marzo en el que las mujeres, sobre todo ellas, salieron en masa, salieron a gritar "ya está bien" y fue un antes y un después a nivel de acogida, de calle, de protesta. Y además de esa conciencia social y de la visibilización, también está dejando poso en los hombres; es la primera vez que yo veo que se pone el foco en el hombre, este año las campañas contra la violencia de género han ido orientadas al maltratador, a la masculinidad tóxica y hegemónica que el patriarcado ha ido creando. Ya somos muchos los hombres que hemos dicho basta y nos hemos situado al lado de las mujeres, haciendo por quitarnos el traje de privilegios. En mi ámbito, la Policía también ha dado un paso adelante significativo, hay mucha más especialización, formación y conciencia y las Unidades de Familia y Mujeres están trabajando muy bien en materia de violencia de género y libertad sexual.

2019. Ese cambio a todos los niveles, en la calle y en las instituciones, que es todavía el inicio, hay que apuntillarlo. La estructura ya está hecha, ahora tenemos que seguir trabajando esas fortalezas. Y ojalá ningún asesinato machista más: estamos en 47, el mínimo registrado fue en 2016, con 49, lejos de los 76 de 2008.

Silvia Buabent

Directora del Instituto de las Mujeres

2018. Sin ninguna duda, y en mi opinión, lo mejor del año que ahora finaliza ha sido la eclosión del feminismo. En 2018 las mujeres —la mayoría de la población, no lo olvidemos— hemos decidido que nuestro futuro comienza en este preciso instante, que se ha acabado el tiempo de seguir esperando, que no vamos a pedir permiso para ocupar todos y cada uno de los espacios que nos corresponden por justicia y, sobre todo, y me parece importantísimo, que el silencio y la invisibilidad ya no forman parte de nuestra vida. Una vida, por cierto, que no le pertenece a nadie salvo a nosotras mismas.

2019. Y para 2019, ¿qué me gustaría? Independencia y autonomía para las mujeres. Esto se traduce en más empleo (que no trabajo, que de ese, del no remunerado, vamos más que sobradas), una verdadera racionalización en los usos del tiempo y, por supuesto, una mayor corresponsabilidad en las tareas domésticas y de cuidados. ¿Sencillo?, no, evidentemente no. Pero es un gran reto en el que trabajar desde el compromiso decidido con una sociedad que reconozca el talento y las capacidades de todos y de todas. Es la hora de ser audaces y valientes, ¿comenzamos?

Sílvia Clavería

Doctora en Ciencias Políticas e investigadora

2018: La huelga feminista del 8 de marzo fue una movilización sin precedentes que puso a España en la vanguardia del feminismo mundial. Fue histórico y no solo por ese día, sino porque eso implicaba dos cosas. Una que ha cambiado la norma social, la conciencia y los lemas del feminismo se han hecho sitio en la cultura más mainstream de todos los ámbitos, y otra porque tiene unas implicaciones políticas muy fuertes. Desde la politología, este cambio hizo mella también en el mundo político, por ejemplo cuando entró el PSOE al Gobierno y Pedro Sánchez nombró el gobierno con más mujeres de toda la historia, con una vicepresidencia de Igualdad; todo el movimiento feminista empujó para que pasara esto y es importante porque tiene una repercusión en las politicas públicas que pueden ayudar a las mujeres, de los que ya hemos visto algunos avances, aunque hayan sido moderados.

2019: No puede ser que aún exista la violencia y se maten casi 100 mujeres, según Feminicidio.net, solo por ser mujeres; esta es la principal prioridad que tenemos que solucionar, aunque luego tengamos un montón de cuestiones. Por ejemplo que entre un gobierno conservador, que puede ser incluso de extrema derecha, con un discurso peligroso, como el de Vox, que alude a un sexismo moderno en el que consideran la inexistencia de la discriminación, y como según ellos no existe desigualdad no hay que hacer nada, y como no hay que hacer nada hay cosas como la Ley de Violencia de Género no hará falta. Tenemos que ir con mucha cautela si entran en el Gobierno, tenemos que ser conscientes de que puede haber una contraréplica al feminismo y tenemos que estar alerta.

Rosa Cobo

Teórica feminista, socióloga, escritora y profesora en la Universidad de La Coruña

2018: Quizá el logro más importante de 2018 haya sido la capacidad que ha tenido el feminismo de hacerse entender por la sociedad. La identificación de amplios sectores sociales con las ideas feministas ha hecho posible el crecimiento de la conciencia crítica feminista.

2019: El reto más importantes del feminismo es persuadir a la sociedad de que la violencia contra las mujeres debe cesar. La violencia sexual es una enfermedad que puede llegar a ser mortal para la democracia. Si no somos capaces de ponerle freno, puede contaminar a todo el entramado social.

Estefanía Cortés

Directora de cine y teatro

2018: De este 2018 me quedo con dos momentos. Uno es haber podido formar parte de un día tan histórico para las mujeres como fue el 8 de marzo y sentir que ya no se pueden dar pasos atrás porque no lo permitiremos. Y otro es cuando dos grandes cineastas fueron premiadas a Mejor Dirección en la pasada edición de los Goya, abriendo un camino para las que venimos detrás.

2019: Que esos pasos hacia delante se afiancen nuevamente este año con esas compañeras directoras nominadas por sus grandes trabajos.

Cristina Fallarás

Escritora y periodista

2018. Cientos de miles de mujeres han narrado las agresiones sexuales y la violencia machista que sufren o han sufrido. En primera persona, testimonio a testimonio, han creado una memoria colectiva nueva, una narración que no estaba contada, qué barbaridad. Y que además es universal y solidaria, es política. No es cierto que “no hay vuelta atrás”, porque lamentablemente la historia demuestra lo contrario, pero se trata de algo que no estaba hecho. Y ahora sí.

2019. Para 2019 deseo, como cada año sin éxito, que la Educación sea totalmente gratuita, también la universitaria. Que los museos públicos, los centros de arte públicos, los teatros públicos, las filmotecas públicas, las instalaciones públicas para la cultura también lo sean. Y que el Gobierno invierta en ellos lo mismo que gasta en promocionar las loterías del Estado.

Emelina Fernández

Presidenta del Consejo Audiovisual de Andalucía

2018: Ha sido un año en el que la sociedad parece haber dado un nuevo y necesario impulso para avanzar en la igualdad real entre hombres y mujeres. La movilización producida en torno al 8 de marzo y el movimiento Me Too suponen un hito en esta larga lucha. Como presidenta del Consejo Audiovisual de Andalucía, quiero destacar el compromiso con esta causa que sin ninguna tibieza han asumido ya los medios de comunicación, y especialmente hago hincapié en la sensibilidad con la que trataron y reaccionaron a noticias como la sentencia del caso de La Manada. Siempre hemos dicho que la complicidad de los medios de comunicación es absolutamente imprescindible en la lucha contra la lacra de la violencia de género, ante la que no pueden de ninguna manera ser neutrales. Los estudios anuales que hacemos para analizar el tratamiento de este fenómeno en los medios nos dicen que siguen aumentando el número de noticias y el tiempo que dedican a ella los informativos de las televisiones públicas andaluzas. En el compromiso con la igualdad, cabe que los medios den aún algunos pasos en su propia gestión, como por ejemplo en el reparto del tiempo de palabra. Las voces femeninas que aparecen en los informativos de las televisiones avanzan muy lentamente y aún son sólo el 33,9% del total, porcentaje que desciende hasta el 25% si nos referimos a las voces de personas expertas.

La marcha de las mujeres en Nueva York se preveía como una de las más multitudinarias, con unos 85.000 manifestantes registrados en el evento en internet, aunque la organización apuntó que la cifra real acaba siendo superior. Según la oficina del alcalde, en 2017 fueron 400.000. En la imagen, ambiente de la manifestación en Nueva York.
La marcha de las mujeres en Nueva York se preveía como una de las más multitudinarias, con unos 85.000 manifestantes registrados en el evento en internet, aunque la organización apuntó que la cifra real acaba siendo superior. Según la oficina del alcalde, en 2017 fueron 400.000. En la imagen, ambiente de la manifestación en Nueva York. AP

En nuestro ámbito de actuación, 2018 ha sido un año importante porque se ha aprobado la primera Ley Audiovisual de Andalucía, una norma que aporta significativos avances en la la protección de los derechos de la ciudadanía, con especial énfasis en colectivos especialmente vulnerables como los menores de edad, mayores, y personas con discapacidad, y otros aspectos como la prohibición de la publicidad de la prostitución.

2019: Para 2019 esperamos que se sigan produciendo mejoras en la protección de los derechos de los ciudadanos frente a aquellos medios de comunicación que los vulneran. Para una protección más efectiva entendemos que sería imprescindible crear un órgano regulador específico del audiovisual de ámbito nacional dotado de competencias suficientes. Vivimos una situación algo anacrónica pues España es el único país de nuestro entorno europeo que carece de un consejo audiovisual estatal. Confiamos en que se avance en un tratamiento de la información en general responsable y respetuoso con los códigos deontológicos del periodismo. Confiamos en que no vuelvan a repetirse episodios de sensacionalismo extremo y de vulneración de derechos como ocurrió en el tratamiento del caso de la desaparición y asesinato del niño Gabriel Cruz en Almería, y que la lucha por las audiencias no derive en prácticas informativas indeseables.

Victoria Ferrer

Investigadora y catedrática en la Universidad de las Islas Baleares, especialista en Estudios de Género y Violencia contra las Mujeres

2018. Lo mejor de este año ha sido un 8 de marzo masivo, intergeneracional y lleno de mujeres jóvenes y estupendas, libres y llenas de ideas.

2019. En 2019 no pasarán, no pasarán los retrocesos, los antiderechos, los retrógrados que nos quieren llevar donde las mujeres ya estuvimos y no queremos volver.

Mabel Lozano

Directora, guionista y productora de cine

2018. Hemos terminado el año con la filtración del borrador del Gobierno de un Proyecto de ley contra la trata y en particular con fines de explotación sexual, un cumulo de buenas intenciones.

2019. Me gustaría para este 2019 que se comenzara a trabajar en una "Ley Integral contra la trata de mujeres y menores con fines de explotación sexual” de auténtico contenido y visión de genero, que abordara aspectos preventivos y de recuperación de las víctimas, y que dotara de herramientas a la Policía, claras y desarrolladas. Esto necesita un consenso político y es un camino que todavía no se ha recorrido.

Soledad Murillo

Secretaria de Estado de Igualdad

2018. El 2018 fue el punto final al silencio y la resignación: la protesta masiva de las mujeres el 8 de marzo, que duró todo el día, impresionó al mundo, como la marcha de mujeres contra Trump a 9.500 kilómetros de distancia; también coincidimos con el movimiento de liberación de la “culpabilidad” que provoca la violencia sexual: el movimiento Me Too y el Time´s Up.

2019. En el 2019 quiero que la masculinidad depredadora sea vilipendiada por aquellos hombres que dicen representar otra forma de estar en el mundo. No quiero volver a subrayar el libro de Susan Faludi, Reacción: “Una guerra no declarada de la extrema derecha contra la mujer moderna que impugna su rol y lo hace desde la lucha feminista”.

Elena Ocejo

Presidenta de Abogadas por la Igualdad

2018. Sin duda, con lo que me quedo de este 2018 es con la calle... Las manifestaciones, la repulsa, el rechazo a los actos tan terribles que hemos vivido. Ver en la calle a mujeres tan jóvenes, adolescentes, reivindicando la igualdad, ellas que pensaban que ya estaba conseguida. Esas nuevas generaciones de mujeres que hasta hace poco percibían el feminismo como algo del pasado, y ahora se han visto amenazadas y están en la calle dispuestas a seguir dando la batalla. Creo que es el camino; la educación, la justicia, la política por supuesto, pero necesitamos salir a la calle masivamente hasta que esto cambie.

2019. Me encantaría que el 2019 fuera el año de la revolución masculina, el año en que los hombres se sumen de forma mayoritaria a la igualdad, descubran otra forma mas justa y solidaria de ser hombres, se rindan al cuidado, abominen de los machos y nos acompañen en el feminismo como única forma de conseguir una sociedad honesta y equitativa donde mujeres y hombres vivamos sin miedo.

Edurne Portela

Historiadora, filóloga y escritora

2018: Creo que todas las feministas estamos de acuerdo: lo mejor del 2018 ha sido la reactivación de un movimiento feminista heterogéneo (con todos los retos que entraña la pluralidad) e imparable. Hemos dado dos pasos fundamentales: tomar las calles (bendito 8M) y perder el miedo a llamar a las cosas por su nombre. Así, hemos reclamado el espacio público con nuestros cuerpos y nuestras palabras.

2019: Mi deseo para el 2019 es que los motivos de esa reactivación feminista (la justicia patriarcal que maltrata a las víctimas de la violencia machista; la desigualdad económica y social a la que está condenada la mujer; la educación sexista que perpetúa la cultura de la violación) sean tomados en serio por los poderes institucionales y comiencen a tomarse medidas de peso para acabar con ellos. Nosotras seguiremos visibilizando nuestro deseo de construir una sociedad más justa, porque ese es el sueño de cualquier feminista.

Amparo Rubiales

Abogada, política, doctora en Derecho y profesora de la Universidad de Sevilla

El pañuelo verde, símbolo de la lucha por el derecho al aborto legal en Argentina. Al fondo, el Congreso Nacional argentino.
El pañuelo verde, símbolo de la lucha por el derecho al aborto legal en Argentina. Al fondo, el Congreso Nacional argentino.

2018: Lo mejor de este año fue el 8M por la pluralidad de mujeres que ha participado, en el que España ha estado a la cabeza, y me gustaría destacar el papel importante para el éxito de España de las mujeres periodistas, algo que pone de relieve la importancia de los medios de comunicación; eso es por lo que hemos ganado a todos los países, toda esa publicidad previa fue decisiva para manifestaciones de esta envergadura. Las dos que más me impresionan hasta ahora fue la nuestra, la del 8 de marzo, y la de Trump en enero de hace dos años, la marcha de las mujeres, creo que ahí empieza la cuarta ola del feminismo.

2019: En 2019, ya que se ha empezado a poner el eje en la violencia contra las mujeres, hay que acabar con la falocracia, que coduce a la violencia sexual contra las mujeres. La prostitución, la trata, los vientres de alquiler... Todo para darle placer a ellos, que las asesinan, que las violan, las acosan y es porque nunca en toda la historia del feminismo el tema de la violencia sexual había sido el centro, el Me Too pone el centro ahí y eso es lo que yo espero para 2019, acabar con la falocracia.

Rocío Sáiz

Cantante

2018. Lo mejor que ha pasado es un despertar a nivel global muy fuerte de conciencia feminista, sobre todo gracias a las redes sociales, que nos han ayudado a tomar conciencia en torno a este problema tan fuerte que hay, esta desigualdad tan notable.

2019. Acabar con la violencia, acabar con hacer de ella un problema pequeño, que en países en los que tenemos la suerte de vivir cuasi en libertad todavía nos echen en cara que somos unas exageradas. Que no se nos olvide que no es solo nuestra parcelita alrededor de nuestro cuerpo, sino que hay muchos mundos allá fuera donde nos matan para ser mujeres. Una vez acabemos con la violencia podemos empezar a pensar en otro mundo. Dice Cristina Fallarás que la igualdad real solo se conseguirá a través del dinero, y también estoy de acuerdo con eso, en poder tener poder en ese ámbito y puestos notables de poder.

Octavio Salazar

Jurista, catedrático en la Universidad de Córdoba, miembro de la Red feminista de Derecho Constitucional y de la Red de Hombres por la Igualdad

2018. Ha sido un año lleno de perversas contradicciones y hasta paradojas. Por una parte creo que no cabe ninguna duda de que estamos viviendo una cuarta ola feminista que tiene como principal eje de referencia la explotación global que las mujeres y sus cuerpos y capacidades sufren a manos de una alianza tremenda entre el neoliberalismo y el patriarcado; y al mismo tiempo que las calles, el mundo, se llenan de esas voces feministas y esas reivinciciones globales, se produce una reacción patriarcal y neomachista que se traduce además en fuerzas políticas en un contexto reaccionario y aliado con el proteccionismo especialmente lesivo para los derechos de los más vulnerables.

2019. El gran reto es cómo el feminismo se sitúa en primera línea de la agenda política y los hombres nos sentimos interpelados por ese doble juego de la cuarta ola feminista y la reacción en el año que abandonemos la resistencia pasiva y nos convirtamos en auténticos militantes por la igualdad en lo personal y en lo político.

Luz Sánchez

Periodista

2018. En 2018, miles de mujeres comunicadoras de toda España en apenas unos días, antes del 8M, fuimos capaces de organizar y liderar un movimiento transversal que hizo que la huelga de mujeres en nuestro país fuera un éxito. Esta iniciativa, denominada Las Periodistas Paramos, es sin duda, para mí, lo mejor de 2018, ámbito en el que seguimos trabajando y que antes de cumplir un año se plasmará en una Red Nacional de Comunicadoras.

2019. Ese es mi deseo para 2019, seguir estableciendo alianzas, compartir proyectos para conseguir la igualdad, por lo que trabajaremos desde Comunicadoras8M y desde la Asociación de Comunicadoras de Granada.

Viviana Waisman

Abogada y presidenta de Women's Link

2018. A través del Me Too, la Marcha de las Mujeres, las de Ni una menos, se ha evidenciado que se ha roto un silencio colectivo sobre la necesidad de luchar no solamente de mujeres, sino colectivamente para llegar a una igualdad real. Y dentro de eso que se ponga fin a la violencia contra las mujeres en todos los ámbitos.

2019. Deseo que esto siga con fuerza y se traduzca en que más mujeres en situación más vulnerable tengan acceso a más derechos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información