Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ODS

España crea un Alto Comisionado para la Agenda 2030

Coordinará las actuaciones para cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas

Agenda 2030

La reestructuración de la Presidencia del Gobierno de España anunciada este martes en el Boletín Oficial del Estado incluye, entre otras novedades, la incorporación de un Alto Comisionado para la Agenda 2030 de Naciones Unidas, al mismo nivel que el ya anunciado Alto Comisionado para la lucha contra la pobreza infantil.

El Alto Comisionado para la Agenda 2030, con rango de subsecretario, "se encargará de la coordinación de actuaciones para el cumplimiento" de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas. Para ello, se le encomienda "realizar el seguimiento de las actuaciones de los órganos competentes de la Administración General del Estado" para el cumplimiento de esas metas, "impulsar la elaboración y desarrollo de los planes y estrategias necesarios" para que España las alcance, y "evaluar, verificar y difundir el grado de avance en el cumplimiento de los objetivos". A diferencia de los Objetivos del Milenio (2000-2015), que se enfocaban en el progreso de los países pobres, los ODS son universales: todos los países, incluidos los más prósperos, tienen que cumplirlos pues que sean ricos no significa que no tengan problemas internos —como la desigualdad o la violencia de género— y responsabilidades, sobre todo respecto a la lucha contra el cambio climático y la ayuda al desarrollo de las naciones menos avanzadas.

En este sentido, este organismo tendrá que colaborar con el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, no solo para canalizar la ayuda internacional alineada con los objetivos de desarrollo, sino también para la interlocución internacional de España en materia de implantación global de la Agenda 2030 e "impulsar la elaboración de los sistemas de información y estadística necesarios para acreditar los avances en la consecución de los objetivos" a escala nacional. Y pronto tendrá que hacerlo. El próximo 18 de julio, España presenta ante las Naciones Unidas los avances realizados en la implementación de los 17 ODS y qué piensa hacer en el futuro para alcanzar las metas que todavía no cumple. Para su apoyo técnico, contará dentro del Gabinete del presidente del Gobierno con la Oficina del Alto Comisionado cuyo titular tendrá rango de director general.

Entre las tareas del Alto Comisionado, está evaluar, verificar y difundir el grado de avance de España en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo

Esta estructura institucional se suma, hasta nuevo anuncio de reestructuración, a la ya creada por el anterior Ejecutivo, el Grupo interministerial de Alto Nivel para la Agenda 2030, que fue lanzado en septiembre de 2017 con el mismo propósito de "coordinar la implementación" de los ODS en España.

El nuevo organismo cumple, a diferencia del ya existente, una de las demandas que venían realizando los expertos en la materia desde que se aprobó esta agenda universal en la ONU en septiembre de 2015: que dependiera de Presidencia y no de Exteriores. "Los ODS constituyen una oportunidad única para definir las aspiraciones y la hoja de ruta de España en asuntos como el cambio climático, la salud global, la pobreza infantil o la desigualdad de ingreso. Asuntos donde los objetivos domésticos están imbricados con los exteriores y donde nuestro país ha demostrado hasta ahora una iniciativa insuficiente. Se debe elevar el perfil político en el liderazgo de la Agenda 2030", pedían los nueve firmantes —de distintos ámbitos de la política y la sociedad civil— de la columna La hora del desarrollo sostenible publicada en Planeta Futuro el pasado 7 de junio.

Por su parte, el Alto Comisionado para la lucha contra la pobreza infantil, dependerá de Pedro Sánchez, tendrá rango de subsecretario y se encargará de establecer instrumentos de "planificación y seguimiento de políticas públicas dirigidas a luchar contra la pobreza infantil", así como diseñar sistemas de evaluación del impacto de las distintas decisiones políticas sobre estas áreas y proponer medidas a los ministerios, entre otras.

La Presidencia, según la nueva estructuración, se articulará en el Gabinete del presidente del Gobierno, la Secretaría de Estado de Comunicación, la Dirección adjunta del Gabinete del presidente del Gobierno, la Secretaría General de la Presidencia del Gobierno, la Secretaría General de Asuntos Internacionales, Unión Europea, G20 y Seguridad Global; y los dos Altos Comisionados mencionados.

Puedes seguir a PLANETA FUTURO en Twitter y Facebook e Instagram, y suscribirte aquí a nuestra newsletter.

Más información