Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vídeo| El reto de los 4 minutos: adiós a los brazos flácidos

Para tener un brazo fuerte sólo necesitas dos botellas de agua y un ejercicio al día

Una de las consecuencias inevitables de cumplir años es que la musculatura pierde definición y se vuelve fofa. Y si no se practican ejercicios específicos para evitarlo, esto se traduce en que ciertas zonas del cuerpo, entre ellas los brazos, empiezan a colgar más de lo que deberían. Esta semana, en El reto de los 4 minutos, nuestro entrenador personal nos da la clave para acabar con la flacidez en el brazo. "Para que el entrenamiento sea efectivo hay que realizar los ejercicios con peso. La serie de esta semana está pensada para hacerla en casa, y si no tenemos pesas a mano se pueden usar unas botellas de agua como carga", aclara Gonzalo Maganto.

"El truco está en realizar movimientos lentos y controlados. Hay que canalizar toda la energía en el músculo que se está trabajando"

La propuesta de esta semana consiste en una batería de ejercicios centrada en un músculo en concreto, el brazo. "El truco está en realizar movimientos lentos y controlados. Hay que canalizar toda la energía en el músculo que se está trabajando", afirma nuestro entrenador. "Es mejor hacer menos series bien ejecutadas, 8 o 10, que hacer muchas mal. La gente tiende a pensar que cuanto más tiempo se esté haciendo un ejercicio es mejor, pero no es verdad. Lo importante es hacerlo correctamente", señala.

Se trata de buscar la intensidad del ejercicio hasta llegar a la fatiga muscular. "Si notamos que el músculo está cansado es que lo estamos haciendo bien", asegura nuestro especialista. Lo ideal es realizar uno de estos ejercicios al día, cuatro días a la semana. "No es necesario llevar a cabo los cuatro el mismo día. Se pueden ir alternando a lo largo de la semana para que no se convierta en un entrenamiento monótono".

Además, es importante adaptar el peso de la carga al ejercicio que se va a llevar a cabo y a las condiciones específicas de cada uno. "Lo normal es que al cambiar de ejercicio necesitemos cambiar también el peso con el que estamos trabajando. No existe una fórmula para saber qué peso es el que tienes que usar: hay que ir probando hasta dar con uno que nos sea cómodo para realizar los movimientos", explica Maganto.

Otros vídeos de nuestra serie El reto de los 4 minutos:

- Cinco ejercicios para presumir de unos glúteos duros.

- Seis ejercicios para que no te quejes más de la espalda.

- Así se hacen los abdominales perfectos.

- Pectorales y brazos fuertes.

- La bici estática, o cómo adelgazar sin salir de casa.

- Ponte en forma en casa y con solo dos toallas.

- Sí, estás haciendo mal las flexiones.

- Cinco ejercicios para tener unas rodillas resistentes.

- Por estos errores tus glúteos no están duros.

- Los 5 únicos ejercicios que tu cuerpo necesita para estar fuerte.

- 5 ejercicios para dormir a pierna suelta.

- 4 ejercicios para mejorar tu vida sexual y la de tu pareja.

- ¡Uf, qué resacón! Qué ejercicios hago.

- Vamos a acabar con la celulitis.

- 10 ejercicios para quitarte la camiseta sin complejos.

- ¡Uf, qué calor! 5 ejercicios para entrenar en la piscina.

- Por qué en la piscina ya no me duelen las rodillas.

- Empieza a perder kilos ya, en la piscina.

- Mis piernas van a ser una roca.

- Nunca vas a estar como Ronaldo o Pataky, pero te puedes acercar.

- No hay miedo, cogemos al ‘crossfit’ por los cuernos.

- Para correr durante más tiempo y más rápido.

- Vamos a hablar en serio del TRX

- Los 5 ejercicios más quema grasas

- Los estiramientos que haces no sirven para nada

Si quieres ponerte en contacto con Gonzalo Maganto escribe a enformacongonzalo@gmail.com

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información