Selecciona Edición
Iniciar sesión

Vídeo| El reto de los 4 minutos: cinco ejercicios para presumir de unos glúteos duros

Un trasero en forma ayuda a mejorar la zona lumbar y a evitar dolores de espalda. Nuestro entrenador lo explica al detalle

"El cambio, tanto físico como mental, es cuestión de actitud". El que dice esta frase irrebatible es Gonzalo Maganto, uno de los hombres que más sabe sobre cómo aplicar los esfuerzos físicos idóneos para mejorar en salud y en fortaleza mental. Este técnico superior en actividades físicas y deportivas lleva 20 años haciendo mejorar a la gente con sus entrenamientos y consejos. Para ICON ha preparado una serie, El reto de los 4 minutos. En un vídeo de esa duración ofrecerá (cada lunes) los ejercicios perfectos para reforzar partes del cuerpo concretas. "La primera cosa que hay que realizar es mentalizarse para no dejarse llevar por el instinto del sedentarismo. Nuestro cuerpo tiende a la relajación. Y hay que activarse. El cuerpo es una máquina que necesita moverse", apunta Maganto, madrileño de 39 años, como regla general. 

Empezamos nuestra serie por los glúteos. Cuidado, no solo estamos hablando de cuestiones estéticas, que también. "Un culo duro ayuda a mejorar el estado de la espalda. Hay que tener en cuenta que son unos músculos que, si están fuertes, aportan positividad a la zona lumbar y previenen los dolores de espalda", informa nuestro especialista. Y, obviamente, esto no entiende de sexos: sirve tanto para hombres como para mujeres.

En un mes ya se notan los resultados. Quizá no si te miras al espejo, pero sí internamente. Un ejemplo: sube las escaleras de tu casa y verás qué ligereza...

Estos cinco ejercicios no son nada exigentes: se pueden hacer en casa (una escoba es lo único que se necesita) y por cualquier persona, independientemente de su edad y condición física. "Lo mejor es por la mañana y después (transcurridos unos 15 minutos) de un desayuno ligero, como una tostada con aceite y café o algún batido de frutas. Hay estudios que dicen que después de un poco de deporte rindes más en el trabajo. Llegas encendido", apunta Maganto.

Como hay mucha gente que entra muy temprano a trabajar, o que tiene que llevar a los hijos al colegio a primera hora y carece de este tiempo, Maganto aconseja: "Se trata de ejecutarlo bien. Hay gente que  lo hace con angustia, buscando tiempo de debajo de las piedras, como una obligación. Eso termina por no funcionar. Se puede hacer a cualquier hora del día, pero siempre con tranquilidad, sin prisas, tomándose su tiempo".

Aunque el reto de nuestro entrenador es realizar los ejercicios en cuatro minutos, no hay que llegar a esas marcas. "Estaría bien realizar 10 o 15 repeticiones de cada ejercicio y tres series. En total, se trata de invertir unos 20 minutos por jornada, tres o cuatro días por semana". Solo queda hablar de los ansiados resultados. "Depende de la genética de cada uno, pero, en general, en un mes ya se nota. Quizá no si te miras al espejo, pero sí internamente", señala. Y pone un ejemplo: "Después de un mes, sube las escaleras de tu casa y verás qué ligereza...".

Más información