Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crisis sanitaria

Bruselas aumenta las ayudas hasta el 50% de lo perdido

Las indemnizaciones se extienden al calabacín, pimiento, lechuga y tomate

La Comisión Europea ofrecerá a los agricultores de la UE damnificados por la crisis del pepino compensaciones de hasta 210 millones de euros que alcanzarán, además, a los productores de lechugas y tomates, calabacines y pimientos. Según el comisario de Agricultura, Dacian Ciolos, los 210 millones cubren el 50% de los precios de referencia fijados como garantía para los productos retirados a todos los agricultores. Los productores asociados en agrupaciones profesionales podrán seguir teniendo acceso a otros mecanismos de socorro ya previstos, lo que les permitirá resarcirse "hasta el 70%", según Ciolos.

La nueva propuesta, que supera los 150 millones furiosamente rechazados el martes en Luxemburgo por los ministros de Agricultura europeos, será discutida el próximo martes por un comité de expertos de los 27 socios comunitarios. Pese a que nueve países, entre ellos España, Francia y Alemania, firmaron en Luxemburgo un documento reclamando que las ayudas cubran entre el 90% y el 100% de los daños, los servicios del comisario de Agricultura creen que los 210 millones acabarán por ser aceptados. El pronóstico es fruto del complejo sistema de votación y de las reacciones percibidas por la Comisión entre aquellos signatarios no exactamente coincidentes con el espíritu de lo reclamado por escrito.

Un productor de pepinos puede recibir hasta 432 euros por tonelada

Los precios de referencia garantizados serán la media de las campañas de 2008-2010 y cubrirán los perjuicios sufridos desde el pasado 26 de mayo al 30 de junio. La idea es que los pagos compensatorios comiencen a librarse ya en julio. Ciolos explica que hasta que no tenga sobre la mesa todas las reclamaciones no podrá conocerse el desglose de las ayudas por país.

Las cantidades ya están tabuladas y de los cuadros que maneja la Comisión se deduce que si el mínimo es el 50%, las ayudas pueden llegar hasta el 90% del precio garantizado para los productos que han de retirarse del mercado. En el caso del pepino, la media de los precios garantizados en el trienio 2008-2010 es de 479 euros por tonelada. Los agricultores no asociados recibirán la mitad de esa cantidad: 240 euros, según la Comisión. Los productores agrupados se beneficiarán, además, de un apoyo adicional fruto de un régimen especial de cofinanciación entre Bruselas y el país de origen. Para el pepino ese complemento supone 192 euros por tonelada. En total, pues, un productor de pepinos perteneciente a una asociación recibirá 432 euros por tonelada, el 90% del soporte garantizado.

El comisario confía en que una vez demostrado que el foco de la infección está geográficamente limitado a la zona de Hamburgo y que las frutas y verduras no son responsables del brote de E. coli se normalizarán el mercado y el consumo. "Si sigue habiendo necesidades y existen recursos financieros se podrían movilizar otras medidas" de ayuda en caso de prolongación de la crisis, dice.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 9 de junio de 2011