Las zetas peligrosas

Era inevitable que en la Academia se hablara de palabras concretas. Juan Luis Cebrian, en su discurso, se ocupó de una de ellas, la de blog. Pero fue de un lado a otro y, a mitad de camino, hubo espacio para la broma y el comentario informal. Y así, en un momento dado, se dirigió a Zapatero para comentarle ("con todo el respeto y desde la leal amistad que le profeso") que debía explicar a sus asesores "que no hace falta asesinar la ortografía para ganar unas elecciones", refiriéndose al uso que sus publicistas han hecho de la zeta en la nueva campaña. "Dejen pues de amedrentarnos con las zetas, y no confundan lexicográficamente al personal, ya bastante absorto ante el aluvión de nuevas palabras de bárbaro origen que inundan los medios de comunicación", subrayó Cebrián. Cuando le tocó su turno, Zapatero le contestó (aludiendo también a su amistad) que prefería "jugar con las palabras que golpear con ellas".

Más información

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0005, 05 de noviembre de 2007.

Lo más visto en...

Top 50