PREMIO AL PATRIMONIO COMÚN DE 400 MILLONES DE PERSONAS

García de la Concha cree que el jurado reconoce el trabajo por la unidad del idioma

López Morales, secretario de la Asociación, destaca que el correo electrónico unió las dos orillas

Al director de la RAE, Víctor García de la Concha, la noticia del premio le pilló a pie de obra panamericana: de visita en Guatemala, en plena gira de confraternización con Centroamérica, cumpliendo el mandato que, en su día, le hizo el rey de España. De la Concha achacó este premio "excelente" a la labor histórica "que desde hace muchos años han realizado las academias al servicio de la unidad del idioma". Fernando Lázaro Carreter, por su parte, confía en que el premio sirva para que los Gobiernos cumplan su compromiso de apoyar y mantener en buen estado a las academias.

Más información
Lázaro: "Hay más consenso ahora"
El meticuloso acercamiento de una lengua común

Víctor García de la Concha: "Es realmente emocionante cómo la lengua está sirviendo de lugar de encuentro y no sólo como canal de comunicación. La lengua nos hace patria común en una concordia superior. Desde diciembre de 1998, la RAE no hace nada sin consultar con las restantes academias, tal y como me encargó el rey Juan Carlos cuando fui elegido director. Mantener la unidad del español es un objetivo superior, una cuestión de política hispana de primer orden. Trabajamos codo con codo, como se ha visto en la Ortografía y se verá en el próximo Diccionario, que se presentará en el otoño de 2001 y contendrá miles de americanismos nuevos. Por encima de cualquier contencioso, el español es una reserva de entendimiento y afecto".Humberto López Morales. El secretario general de la Asociación de Academias de la Lengua desde 1994, manifestó a Efe su alegría por un premio que reconoce "el trabajo callado, constante y útil" de la asociación. "Trabajamos como fieras, porque trabajamos muchos y con mucho entusiasmo", dijo. "Hemos limpiado el diccionario de esos cadáveres léxicos que andaban deambulando por ahí y seguimos con la revisión consensuada". López Morales recordó los tiempos en que las academias estaban aisladas y desinformadas ("no éramos una gran familia con una gran red de información"), y se congratuló de que ahora todas las academias tengan correo electróncio y "estén informadas de todo al minuto, lo que nos obliga también a estar al pie del cañón, con consultas constantes".

Juan Luis Cebrián: "Es un premio a la concordia, y lo más importante de la Asociación de Academias es que ha mantenido la unidad real del español, convirtiéndolo en el gran patrimonio común de casi 400 millones de personas, y haciendo del idioma un vehículo no de identidad sino de diálogo, entendimiento y comunicación. Eso no pasa con casi ninguna otra lengua, y nos ha permitido tener un solo diccionario y una sola ortografía, pero es sobre todo una gran riqueza del español, un activo formidable para manejarse en un mundo muy influido por los medios de comunicación. En muy pocos años, Estados Unidos va a ser el segundo país hispanoparlante del mundo, y es muy importante para el futuro tener ese vehículo de entendimiento común".

Francisco Ayala: "Está muy bien que le den premios a la Academia. Es una buena noticia, que seguramente premia la vocación panamericana".

Francisco Rico: "El principal foco del español es Hispanoamérica y no España, y por ello es tan importante premiar el trabajo consensuado de todas las academias. La ventaja de la Academia Española es precisamente su distancia de las otras, el estar lejos le permite ejercer su papel moderador. Le permite estar dentro y fuera a la vez. Lo más importante de una lengua es que sea natural y no artificial, que la hagan sus hablantes y no los medios y los poderes fácticos, y es ahí donde las academias ejercen su papel más importante, no para buscar la pureza del castellano, que nunca ha sido una lengua pura, sino para preservar su impureza, la libertad de sus hablantes. Las academias no están para mantener un espacio sino para permitir el sentido natural de la lengua".

Ángel González: "Es un premio que recoge mucho el espíritu de la Academia, lo que debe ser la Academia: concordia y buenas relaciones, ésa debe ser la función de la lengua. Ya desde la fundación de la casa, alguien dijo -no recuerdo bien quién- que la Academia fue el primer instrumento de relación con Hispanoamérica desde la independencia de los países americanos. También es verdad que, durante el franquismo, hubo un exceso de exaltación de la hispanidad que llevó a esos países a llamarse latinoamericanos en vez de hispanoamericanos, en un intento de salvarse de la apropiación, de separarse del amor que mataba. Pero eso cambió con la democracia".

Luis María Anson consideró el premio "muy justo, porque la labor de la Asociación ha permitido conservar la unidad del idioma, que es el gran tesoro cultural de todos nuestros países". Anson cree que se reconoce la tarea de "los dos últimos directores de la RAE", que han sabido "convertir una institución con gestión anticuada en la empresa más vanguardista de España, dotada con un sistema informático de última generación y una presencia en Internet cada vez más penetrante y potente". La Academia, concluyó, "es la única institución del siglo XVIII que conserva una autoridad sobre las naciones americanas, ya que, a pesar de las crisis, y gracias a un gran trabajo científico, sus decisiones son obedecidas por 22 países y 400 millones de personas".

Domingo Yndurain, secretario de la RAE, señaló que el premio acierta de plano, porque es en el camino de la concordia y la colaboración "donde más énfasis está poniendo la Academia".

El director del Instituto Caro y Cuervo de Colombia, el lingüista Ignacio Chávez, declaró su "complacencia" por la concesión del premio a las 22 Academias de la Lengua Española. Chávez, que el año pasado recogió para el Caro y Cuervo colombiano el mismo galardón en el apartado de Comunicaciones, agregó que "no puede haber mayor concordia que el diálogo, el entendimiento, la comprensión para el respeto y para la paz, y el instrumento fundamental, esencial, es la lengua, y las entidades que representan la lengua desde una perspectiva digamos oficial son las academias". Para Chávez, "hay que hacer énfasis en la lengua española porque de las lenguas romances será la que tenga el mayor número de hablantes; en este momento somos unos 400 millones de personas y en 40 años se doblará la cifra". Según Chávez, la "ciudad más importante de lengua española será Nueva York".

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS