Pocas posibilidades para aumentar las importaciones alimentarias

La Administración española cuenta con muy escasas posibilidades para llevar a cabo importaciones en productos afirnentarios con el fin de rebajar los precios y su incidencia en el IPC. En frutas y verduras, ovino y pollos, las importaciones están ya totalmente abiertas en el seno de la CE y los bajos volúmenes de cornercio sólo guardan relación con los precios que existen en el exterior. En medios del, sector agrario se lamenta que el Ministerio de Economía no preste más atención a la incidencia de las estructuras; comerciales en los procesoS para la formación de los precios.En pollos, las cotizaciones de la última semana fueron de 160 pesetas/kilo vivo. Esta cifra. es ligeramente superior a a que están percibiendo los gariaderos de Francia, donde es de 130 pesetas y prácticamente igual a la de Italia y Holanda. El mercado del pollo en la CE no está sometido a ninguna contingentación. Este verano, los precios de los pollos subieron en toda la Comunidad. Las importaciones españolas hasta agosto ascendieron a 6.000 toneladas de carne fresca y 7.000 de congelada, coincidiendo con un aumento del consumo.

Más información

Subida del ovino

En ovino, los precios interiores han tenido en los últimos tres meses una de las subidas más espectaculares, pasando de 400 a 614 pesetas. Este precio testigo, que se ha reducido ya en unas 10 pesetas en las dos primeras semanas de septiembre, está todavía por debajo del precio objetivo fijado por la CE, que es de 656 pesetas. Al igual que en el pollo, las fronteras con los demás países de la CE están totallmente abiertas. Razones de precios han dado lugar a unas importaciones limitadas desde Francia o el Reino Unido y que en 1988, hasta agosto, fueron de unas 400 toneladas de carne y 100.000 animales vivos. Las importaciones de carne congelada desde terceros países tienen un techo de unas 250.000 toneladas, cifra que nunca se cubre.

En frutas y verduras, las irriportaciones desde el resto de la CE no tienen tampoco limitaciones cuantitativas. En función de los precios, las compras han sido escasas. Respecto a terceros países, funcionan contingentes. Hasta la fecha, solamente se ha cubierto el cupo de manzanas. Sin embargo, su ampliación no tendría ahora ningún sentido. La Comunidad espera una gran cosecha de este producto, 700.000 toneladas por encirna de los umbrales fijados, razón por la cual se esperan fuertes importaciones sin recurrir a terceros países y una caída de los precios en el mercado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 19 de septiembre de 1988.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50