Crítica | Karen
Crítica
Género de opinión que describe, elogia o censura, en todo o en parte, una obra cultural o de entretenimiento. Siempre debe escribirla un experto en la materia

‘Karen’, África en el corazón

La delicada y sorprendente segunda película de María Pérez Sanz convierte a la cantante Christina Rosenvinge en la escritora Isak Dinesen

Alito Rodgers y Christina Rosenvinge, en 'Karen'. En el vídeo, el tráiler.

El segundo largometraje de María Pérez Sanz, que ya sorprendió con otro sueño improbable situado en Extremadura con el documental Malpartida Fluxus Village, es una delicada y valiente evocación de Karen Blixen y su sueño de África. Concisa y minimalista, Pérez Sanz construye con muy poco una película llena de presencias, fantasmas y recuerdos. Una mujer universalmente conocida por su seudónimo literario, Isak Dinesen, recorre una casa y un paisaje junto al hombre que la acompañó en su aventura africana, su criado somalí Farah. Juntos volverán a las estancias de la memoria solitaria de la autora, hermosa y dolorosa a partes iguales. A través de pasajes de las cartas, relatos y memorias de Dinesen, Pérez Sanz reconstruye dos personajes que funcionan como un único corazón: la ama y el criado, la mujer blanca y el hombre negro, la colonizadora y el colonizado, la escritora y su imaginario. Las conversaciones, los gestos, los reproches velados, las interminables cuentas de una hazaña que acabó en ruina les une como la más bella historia de amor en este íntimo viaje al pasado.

Más información
La escritora Karen Blixen.
Afectuosamente, Karen Blixen
Isak Dinesen en Kenia sin almíbar

Imaginar África en Extremadura no es el único riesgo que asume esta audaz directora, al frente de todo sitúa a una actriz no profesional, la cantante Christina Rosenvinge, cuyos orígenes daneses y su madurez anclan su linaje con un personaje envuelto en un sigilo que no esconde la derrota. Solo por cómo Rosenvinge sostiene la secuencia del gramófono mientras se come un mango justifica su presencia en el reparto.

Karen es una película desnuda llena de detalles y pequeñas claves, también hacia la popular adaptación que Sydney Pollack hizo con Meryl Streep y Robert Redford en la piel de Blixen y su amante Denys Finch-Hatton. En uno de sus momentos más icónicos, Redford le lavaba en medio de la naturaleza el pelo a una enamorada Streep. En un guiño que permite varias lecturas Karen arranca con el personaje mojándose el pelo en solitario en un río, y vigilada de lejos por su criado. Ya no hay rastro del amante ni seguramente sitio para el romanticismo, solo para Farah, el verdadero compañero.

KAREN

Dirección: María Pérez Sanz.

Intérpretes: Christina Rosenvinge, Alito Rodgers, Isabelle Stoffel.

Género: drama. España, 2020.

Duración: 65 minutos.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Elsa Fernández-Santos

Crítica de cine en EL PAÍS y columnista en ICON y SModa. Durante 25 años fue periodista cultural, especializada en cine, en este periódico. Colaboradora del Archivo Lafuente, para el que ha comisariado exposiciones, y del programa de La2 'Historia de Nuestro Cine'. Escribió un libro-entrevista con Manolo Blahnik y el relato ilustrado ‘La bombilla’

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS