Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El argentino Edgardo Cozarinzky gana el premio Hispanoamericano de Cuento Gabriel García Márquez

‘En el último trago nos vamos’ se lleva el reconocimiento que entrega el Ministerio de Cultura y la Biblioteca Nacional de Colombia

El escritor y cineasta argentino Edgardo Cozarinsky, ganador del premio Hispanoamericano de Cuento Gabriel García Márquez.
El escritor y cineasta argentino Edgardo Cozarinsky, ganador del premio Hispanoamericano de Cuento Gabriel García Márquez. EFE

El escritor y cineasta Edgardo Cozarinsky (Buenos Aires, 1939) ganó este jueves el V premio Hispanoamericano de Cuento Gabriel García Márquez con En el último trago nos vamos (Tusquets), en una ceremonia convertida en una celebración tanto del género como del fallecido nobel colombiano. "Es, sobre todo, un libro escrito con un gran oficio narrativo, con raíces profundas en una antigua tradición literaria y de una notable solidez intelectual", que aborda temas como la identidad existencial, la vejez y la infidelidad de los recuerdos, valoró el jurado -encabezado por el argentino-canadiense Alberto Manguel- al anunciar el fallo en el teatro Colón de Bogotá. "Sus cuentos describen mundos diversos en los cuales los protagonistas resultan ser fantasmas o, al menos, fantasmagóricos".

El ganador, segundo argentino en llevarse el reconocimiento, recibirá 100.000 dólares y su libro circulará en las 1.500 bibliotecas públicas de Colombia, además de la estatuilla inspirada en las mariposas amarillas de García Márquez que le entregaron en la ceremonia que organiza el Ministerio de Cultura y la Biblioteca Nacional de Colombia. Cozarinsky compitió con sus compatriotas Santiago Craig con Las tormentas y Pablo Colacrai con Nadie es tan fuerte; la chilena Constanza Gutiérrez con Terriers y el colombiano Andrés Mauricio Muñoz con Hay días que estamos idos -que este año ya había sido finalista del Premio Biblioteca de Narrativa Colombiana-. Los demás finalistas reciben 3.000 dólares y sus libros igualmente llegarán a la colección de las bibliotecas públicas del país andino.

En el último trago nos vamos es “un caleidoscopio de todos mis modos narrativos”, explicó el ganador sobre la colección de 12 relatos. “En todos está la misma presencia de la gente desheredada, que se busca un lugar en el mundo, que a veces no entiende las fuerzas políticas e históricas que la condicionan”, matizó Cozarinsky. Su novela Lejos de dónde (2009) ganó el premio de la Academia Argentina de Letras, y hace dos años publicó Dark.

Los cuentos transcurren en distinos escenarios históricos y geográficos que van de Buenos Aires a Europa del Este, Paraguay, Brooklyn e incluso uno en Camboya. Los temas están elaborados “de una manera singular, otorgándoles una dimensión literaria solvente y necesaria”, destacaron los miembros del jurado compuesto también por los escritores y académicos Piedad Bonnett (Colombia), Diamela Eltit (Chile) y Élmer Mendoza (México).

“Lo que escribo no tiene ninguna relación con la obra de García Márquez, y sin embargo tuvo una influencia muy grande en mi vida”, ha explicado el veterano Cozarinsky, autor de ensayos, relatos y novelas. Cuando tenía apenas 20 años y empezaba a hacer periodismo, lo que escribía no estaba a la altura de sus ambiciones literarias. Fue entonces cuando leyó Relato de un náufrago, y ese descubrimiento lo sacó del “pozo de la frustración”. “Me iluminó. Esto parte del periodismo y llega a ser literatura", destacó.

Le huye a identificarse con otros autores argentinos, y más bien siente su obra como un reflejo de escritores como Antón Chéjov, Joseph Roth y Joseph Conrad, señaló a este periódico. Su afición por el autor de El corazón de las tinieblas, razona, lo vincula a un autor colombiano actual, Juan Gabriel Vásquez, a pesar de provenir de distintas generaciones y esquinas de suramérica.

El premio Hispanoamericano de Cuento Gabriel García Márquez surgió poco después de la muerte del nobel, en 2014, con el doble propósito de Colombia de homenajeara su gran escritor y promover el cuento, el que en palabras de Gabo –como todos lo llaman cariñosamente- "parece ser el género natural de la humanidad por su incorporación espontánea a la vida cotidiana". Lo han ganado el argentino Guillermo Martínez, con Una felicidad repulsiva; la boliviano-venezolana Magela Baudoin, con La composición de la sal; el colombiano Luis Noriega con Razones para desconfiar de sus vecinos y, el año pasado, el español Alejandro Morellón, con El estado natural de las cosas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información