Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid aspira a su primer Patrimonio Mundial: el Paseo del Prado y el Retiro

La candidatura para integrarse en la lista de la Unesco el próximo año se hará oficial este viernes

Fachada del Museo del Prado en el Paseo del Prado, en Madrid.
Fachada del Museo del Prado en el Paseo del Prado, en Madrid.

La villa y corte es la única de las principales capitales europeas que no puede presumir de poseer un bien, material o inmaterial, en la lista de Patrimonio Mundial de la Unesco, siempre un reclamo turístico y de prestigio, y un debe que Madrid aspira ahora a subsanar. El Ayuntamiento, en manos de la formación Ahora Madrid; la Comunidad Autónoma y el Ministerio de Cultura, ambas administraciones gobernadas por el Partido Popular, se han puesto de acuerdo para que el Paseo del Prado y el Retiro presente su candidatura a la Unesco en 2019 como “paisaje de las artes y las ciencias”. La decisión se hará oficial el viernes, cuando finalicen las reuniones del Consejo de Patrimonio Histórico, convocado desde hoy, miércoles, precisamente en uno de los espacios que forman parte de esa candidatura, el Jardín Botánico madrileño. El Paseo del Prado abarca los museos del Prado, Thyssen y Reina Sofía.

El Consejo de Patrimonio Histórico es, como se encargó de recordar el director general de Bellas Artes y Patrimonio Cultural, Luis Lafuente, un órgano de colaboración entre el Estado y las Comunidades Autónomas, que se reúne dos veces al año, para “intercambiar programas de actuación e información”. Algo necesario en un país que es el tercero del mundo con más bienes en la lista de la Unesco, por detrás de China e Italia, pero que vio en los últimos años cómo el dinero que se gastaba el Estado en patrimonio caía drásticamente, “un 44% entre 2008 y 2014”, como recogió el año pasado un informe de la asociación Protecturi, que reúne a expertos en protección patrimonial.

Lafuente ha destacado hoy que en los Presupuestos Generales del Estado para 2018, presentados por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, el pasado 3 de abril, la partida de “administración, conservación, restauración y protección del Patrimonio Histórico suponen 155 millones, un 9,4% más que en 2017”. ¿Cuánto aporta este sector al Producto Interior Bruto? ¿Cuántas personas trabajan en España en el cuidado de las piedras? Lafuente reconoce que “no hay un estudio nacional” sobre ello y apunta a la dificultad de elaborar uno fiable “por el reparto de competencias”. Las autonomías son la Administración competente. Habrá que seguir esperando a que alguien coja el toro por los cuernos.

El director general se sumó a las expectativas para que el Paseo del Prado y el Retiro madrileño se unan al Camino de Santiago, las cuevas de Altamira, las obras de Gaudí o la catedral de Burgos entre los elegidos por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura. El consejero de Cultura de la Comunidad de Madrid, Jaime de los Santos, ha defendido una candidatura concebida más como “un gran pulmón natural que ha ido ganando espacios para el disfrute de los ciudadanos”, que como una gran concentración de extraordinarios museos. “El del Prado fue uno de los primeros paseos arbolados en el mundo concebido para disfrute de las personas. De las 190 hectáreas del área propuesta, el 75% son espacios verdes”, ha añadido.

Junto a los árboles, los promotores de la candidatura han subrayado la concentración de otras instituciones en esa zona: el Banco de España, el Congreso de los Diputados, los hoteles Palace y Ritz, el Museo Naval, la Real Academia Española, el Museo de Antropología, la librera Cuesta de Moyano... y monumentos como la Puerta de Alcalá y las fuentes de Cibeles y Neptuno.

El Ayuntamiento capitalino ha estado representado por Jorge Castaño, delegado de Economía y Hacienda, que ha destacado que el consistorio fue el encargado de presentar el proyecto que luego han impulsado el gobierno regional y el ministerio. La razón por la que Madrid no tiene hasta ahora un bien en la lista de la Unesco es “quizás por una falta de autoestima de los madrileños, y en esto han sido responsables tanto la derecha como la izquierda”. Sin embargo, el paseo se convirtió en “ejemplo urbanístico importado a ciudades latinoamericanas como La Habana o Lima”, ha agregado. Para Castaño, si un arquitecto como Antonio Palacios, gallego que levantó en la ciudad edificios como el Palacio de Comunicaciones o el Círculo de Bellas Artes, “hubiera nacido en Barcelona, tendría el valor de un Gaudí”.

Un plan para las zonas poco pobladas

Como se ha encargado de repetir desde hace años el arquitecto y escritor José María Pérez, Peridis, la despoblación rural está en el origen del riesgo de buena parte del patrimonio español, el que no está en las ciudades. Peridis ha abogado por una repoblación de la Península “como la que se desarrolló durante la Edad Media”, incentivada con reducciones de impuestos o medidas a favor de la mujer. Luis Lafuente ha apuntado al respecto que su departamento está en conversaciones con la Fundación Santa María la Real del Patrimonio Histórico, que Peridis fundó y presidió hasta hace unos meses, “para realizar estudios piloto en áreas casi despobladas” que permitan conservar bienes culturales centenarios. Juan Carlos Prieto, director general de la fundación, confirma que el ministerio ha cogido el guante para un proyecto en el que será crucial "la aplicación de las nuevas tecnologías".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información