Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PORQUE LO DIGO YO

¿Y quién soy?

Preguntas como esas no esconden ninguna malicia, pero sí afán sadomasoquista y un punto de arrogancia: quien las formula reclama el suficiente brillo como para que no le olviden