Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Qué tóxico causa vómitos y puede matar en 12 horas?

Los especialistas no creen que la familia de Sevilla haya fallecido por comida en mal estado

“He visto gastroenteritis graves, como consecuencia de la ingesta de alimentos en mal estado; pero muertes, nunca” comenta Benjamin Climent, de la unidad de toxicología médica del hospital General de Valencia. Este mismo juicio lo comparten otros especialistas consultados por este diario. Como también comparten la cautela al opinar qué pudo causar la muerte de los tres miembros de la familia de Alcalá de Guadaira (Sevilla) fallecidos el sábado tras un episodio de vómitos y náuseas horas después de la cena.

Santiago Nogué, responsable de toxicología del hospital Cínic de Barcelona coincide con su colega. Considera prácticamente imposible que haya habido una intoxicación alimentaria. “Cuando la comida está en muy mal estado no se ingiere, y aún así, no puede matar fulminantemente a nadie”. Nogué ni siquiera cree que haya podido darse una infección bacteriana por salmonelosis o cepas peligrosas de Escherichia colicomo las que causaron fallecidos en Alemania en 2011—, que pueden provocar síntomas similares: es “de alta improbabilidad” que maten en 12 horas. ¿Y botulismo? “Es infrecuente, suele darse con envases caseros, y produce parálisis muscular, un síntoma que no se ha notificado”, según Climent.

Otra posibilidad podría ser el consumo de alimentos contaminados por algún producto tóxico como plaguicidas, raticidas, insecticidas o fungicidas. En este caso, los síntomas sí serían similares. “El fosfuro de aluminio o el cianuro, presente en estos compuestos, son capaces de matar rápido, en 10 horas tras un cuadro digestivo”, apunta Nogué. Sin embargo, su acceso no es sencillo: suelen estar limitadas a un uso industrial o agrícola. “Es difícil que casualmente contaminen un alimento”, señala el toxicólogo del Clínic.

Nogué apunta a una tercera opción: la intoxicación por gas. Por ejemplo, una mala combustión de una calefacción de butano o gas natural: “El exceso de monóxido de carbono puede generar síntomas digestivos”.

Dos laboratorios buscan el tóxico que, supuestamente, está detrás de las tres muertes de Alcalá. Si finalmente no dieran con él, no sería la primera vez. En 2001 falleció un matrimonio y su hijo de El Vendrell (Tarragona) tras un proceso de gastroenteritis. Las autoridades sanitarias no pudieron ir más allá de apuntar que los decesos se debieron a intoxicaciones “de origen desconocido”.

 

Más información