Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Agencia de Investigación, sin fecha en el calendario del Gobierno

El CSIC sigue pendiente de recibir los 100 millones de rescate que necesita

La Agencia Estatal de Investigación, varias veces anunciada por el Ministerio de Economía y competitividad y presente en las agendas de política científica desde 2004, está de nuevo sin fecha para convertirse en realidad, pese a que la secretaria de Estado de I+D+i, Carmen Vela, aseguró hace un año que era prioritaria y que estaría en marcha en junio de 2012. “Ahora estamos centrados en sacar las convocatorias de los proyectos del Plan Estatal”, declaró Vela en el transcurso del foro Nacional de Política de Investigación, celebrado en Madrid, que ella inauguró con una charla sobre los objetivos de la Estrategia Española de Ciencia, Tecnología e Innovación 2013-2020, recientemente aprobada por el Gobierno. No hizo referencia alguna en su discurso a la Agencia, un organismo nuevo que, según la Ley de la Ciencia de 2011 debía estar en marcha precisamente en junio del año pasado para dotar a la gestión científica española de eficacia, autonomía e independencia de los ciclos políticos.

Acerca de la crítica situación económica del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que necesita recibir cien millones de euros para mantener su funcionamiento, Vela señaló: “Estamos en ello, para que no falte liquidez”. Emilio Lora Tamayo, presidente del CSIC, que clausuró el Foro,  celebrado el martes pasado, se manifestó en el mismo sentido de estar a la espera de recibir esos cien millones de rescate –término que le desagrada, puntualizó- del CSIC que, sumados a los 50 de ahorro interno de la institución con las medidas de austeridad adoptadas, deben garantizar su andadura. “Los sueldos están asegurados”, declaró lora Tamayo a EL PAÍS. “No habrá despidos pero tampoco contratos”, puntualizó Lora Tamayo.

Tampoco el matemático Carlos Andradas, presidente de la Confederación de Sociedades Científicas de España (COSCE), se refirió a la agencia en su intervención sobre Excelencia, financiación y estabilidad institucional en la investigación. En las filas de la comunidad científica está ganando peso la opinión de que, en las condiciones actuales de gran escasez de financiación de la I+D y dados los condicionantes políticos que se impondrían a la agencia, tal vez sería más apropiado no insistir en demandarla y dejarla para mejor momento. La agencia, según estipula la Ley de 2011, debe crearse con coste cero (lo que dificulta enormemente su puesta en marcha) y será presidida por el o la titular ministerial con responsabilidades de política científica, ahora Vela. Desde la comunidad científica se ha reclamado una agencia a imagen y semejanza del Consejo Europeo de Investigación (ERC), sobre el que versó la charla en el Foro de José Manuel Fernández de Labastida, jefe del departamento de gestión científica de dicha institución de la Comisión Europea. El ERC está regido por un consejo científico de 22 miembros “que tiene la total autoridad sobre la estrategia de financiación con la excelencia como único criterio”, recalcó Fernández Labastida. “La Comisión europea garantiza los fondos y la autonomía del ERC y el Consejo científico decide el programa e identifica a los expertos del sistema de evaluación de todos los proyectos”.

Vela recordó en su intervención que “vivimos en tiempos complicadísimos para el país, por tanto, también para la ciencia” y reconoció que “tenemos una enorme falta de recursos”. Destacó la necesidad de afrontar el problema de los recursos humanos en el sistema de I+D+i y advirtió que “la presión mundial la entrada de países emergentes, nos obliga a mantener la calidad”. Como muestra de dicha presión, señaló que España, que ocupaba la novena posición mundial por número de artículos científicos publicados, ha bajado al décimo lugar al entrar India en la lista con fuerza. Vela hizo hincapié en el apoyo a la ciencia de calidad y destacó que la investigación, el desarrollo y la innovación (I+D+i) debe ser un continuo: “Necesitamos generar ideas y hacer el recorrido completo para que reporten en beneficio social y económico”. La promoción del liderazgo empresarial es otro puntal de la Estrategia.

Andradas empezó por declarar su envidia por el ERC, “que tiene el presupuesto fijado para varios años”. “¡Ojalá tuviéramos aquí el presupuesto fijo incluso para un año!”, dijo. El Foro, organizado por el Instituto de Políticas y Bienes Públicos (IPP), del CSIC, y la editorial científica Elsevier, se centró en Política Científica y Gestión de la excelencia en la investigación. Andradas empezó por señalar que “hay palabras que se ponen de moda y se gasta, y la excelencia es una de ellas”. Pero aun así añadió que la excelencia “necesita medios, un ecosistema con una masa crítica suficiente para que emerja y estabilidad institucional”. De la financiación, el presidente de la COSCE, señaló que la inversión por investigador, ya de por sí baja en España, “ha caído a niveles del siglo pasado” y advirtió que “no se puede perseguir la excelencia mientras sigamos con niveles de inversión muy por debajo de los países de nuestro entorno”. Andradas mostró datos: el Fondo Nacional para la Investigación Científica y Técnica, partida presupuestaria con la que se financia los proyectos de investigación, contratos, becas, etcétera, ha pasado de 547 millones en 2009, y 572 millones en 2010, a 342 millones en 2012 y 273 millones en 2013.

El director de IPP, apuntó en su charla que, además de la baja inversión, la situación crítica del sistema de I+D en España “es difícil de afrontar con las características organizativas actuales y la estructura que tiene”. En financiación, excluyendo el capítulo de préstamos, “hemos vuelto a los niveles de 2001, es decir, que ha sido una década perdida”, señaló este investigador del CSIC experto en política científica. España está por debajo de Europa en esfuerzo de I+D (un 1,33% del PIB frente al 2% de media de la UE). “Pero es que la UE se está hundiendo en comparación con el resto del mundo, se está quedando atrás respecto, sobre todo, a los países emergentes, así que compararnos con Europa no es suficiente”, señaló Sanz. Y si España ocupa el décimo lugar del mundo por número de artículos publicados, dijo, retrocede hasta el puesto 20 cuando se mide el impacto, la importancia de los artículos.

El ejemplo europeo

El Consejo Europeo de Investigación (ERC) nació hace seis años y ha contado con un presupuesto hasta ahora de 7.500 millones de euros. Actúa con una total independencia de la Comisión Europea que lo financia y su consejo científico (22 investigadores de gran prestigio, incluidos dos españoles ahora) toma las decisiones acerca de su funcionamiento, incluida la identificación de los expertos del sistema de evaluación de proyectos. El ERC se ha convertido en una institución de alto prestigio y muy respetada internacionalmente.

“No se da prioridad a áreas temáticas de investigación y se apoya la ciencia de frontera en todos los campos”, explicó José Manuel Fernández Labastida, jefe del departamento de gestión científica del ERC. En seis años, este organismo ha financiado más de 3.000 proyectos de científicos de 500 instituciones de 27 países. Sólo el 12% de las solicitudes obtienen la financiación tras el proceso de evaluación (por científicos). Los proyectos para los investigadores jóvenes pueden ser de hasta 2,75 millones de euros para cinco años y los de los científicos ya consolidados, de 3,5 millones.

España, con 192 científicos que han obtenido financiación del ERC hasta ahora, es el séptimo país por número de proyectos aprobados, tras el Reino Unido, Alemania, Francia, Holanda, Suiza e Italia. El CSIC encabeza la lista española por instituciones, con 31 propuestas financiadas.

“Los presupuestos para siete años nos permiten planificar con mucha confianza”, señaló Fernández de Labastida. De cara al futuro, la comisión Europea había planeado, en su programa Horizonte 2020, un presupuesto para el ERC de 15 millones de euros para siete años, señaló Fernández de Labastida. Con el recorte decidido por el Consejo Europeo, será menos, pero aun así cuentan con un incremento del 75%.

Más información