Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Compromís exige negociar los Presupuestos con el Gobierno como el PNV y los partidos catalanes

La coalición quiere que el 10% de las inversiones vayan a la Comunidad Valenciana y 600 millones extra en financiación

presupuestos generales
Oltra y Sánchez, en primer término, con Ribó, Puig y Baldoví en Valencia en 2016.

"Si el Gobierno cree que tras el pacto con Podemos tiene asegurados los cuatro votos de Compromís para aprobar los Presupuestos, se equivoca", advierte Joan Baldoví, su portavoz en el Congreso. La coalición valenciana reclama una negociación con el Ejecutivo similar a la que establecerá con ERC, PDeCat y PNV. La naturaleza política de Compromís y el juego de alianzas en otras instituciones hacen que su capacidad de presión parezca menos contundente, pero sus dirigentes afirman estar decididos a demostrar lo contrario.

"Si va a haber una agenda catalana y una agenda vasca en la negociación de los Presupuestos, tendrá que haber también necesariamente una agenda valenciana en igualdad de condiciones. Si hablamos de justicia, los valencianos estamos más legitimados para exigirla porque partimos de una posición mucho peor", asegura Baldoví.

Aritméticamente es posible que el Gobierno apruebe los presupuestos sin Compromís. Pero en la práctica su negativa a las cuentas se lo pondría todavía más difícil de lo que ya lo tiene ahora. Baldoví excluye expresamente que vayan a poner líneas rojas. Pero reclama "la misma lealtad y el mismo respeto" que, dice, ellos han demostrado hacia el Gobierno de Pedro Sánchez desde que se sumaron a la moción de censura para desalojar a Mariano Rajoy, y adelanta algunas de las cuestiones que pondrán sobre la mesa.

La primera es que el Gobierno cumpla el compromiso que el presidente valenciano, el socialista Ximo Puig, socio de Compromís en la Generalitat, anunció tras reunirse hace unos días con Sánchez en La Moncloa: que la inversión territorializada en la Comunidad Valenciana se elevará en 2019 al 10% del total. El porcentaje coincide con el peso de la población de la autonomía en el conjunto de España.

La coalición que lidera Mònica Oltra asume que la negociación de los Presupuestos no es el momento para cerrar un nuevo sistema de financiación autonómica. Pero Baldoví afirma que hay mecanismos para "paliar la infrafinanciación" que, según todos los estudios, padece la Comunidad Valenciana. Si el Gobierno agotara los fondos de los Fondos de Convergencia Autonómica, especialmente los del Fondo de Competitividad, buena parte de los cuales se quedan cada año sin gastar, la fuerza política calcula que a la Comunidad Valenciana le corresponderían unos 600 millones de euros adicionales en 2019.

Compromís se presentó a las elecciones generales con Podemos. Uno de los motivos por los que después decidió integrarse en el Grupo Mixto fue para, llegado el caso, poder negociar bilateralmente los Presupuestos al estilo de los partidos catalanes y del PNV. Si se admite que la coalición es heredera de fuerzas como Unitat del Poble Valencià —aunque la realidad es más compleja—, se trata de un anhelo que se remonta a la restauración de la democracia.

Es también una aspiración de otros sectores sociales en la Comunidad Valenciana, como los empresarios, cuyas organizaciones han criticado que Compromís haya colocado cuestiones de índole ideológica por delante del pragmatismo a la hora de administrar sus apoyos en Madrid.

Fuerza de izquierdas

Esas cuestiones ideológicas forman parte, sin embargo, de la esencia de la coalición y limitan su capacidad de presión. El factor nacionalista está más diluido en Compromís, integrado por distintos partidos y corrientes, que en las formaciones catalanas y vascas. Es, en primer lugar, una fuerza de izquierdas. Y, en ese sentido, Baldoví reconoce que les gustan muchos de los puntos del acuerdo del PSOE y Podemos, que si se lleva a la práctica cerrará una década de políticas de austeridad.

Compromís gobierna, además, la Generalitat, la Diputación y el Ayuntamiento de Valencia, así como decenas de otros Consistorios mediante pactos con los socialistas y Podemos. A pesar de lo cual, ante la intensa carrera electoral que se avecina sus dirigentes quieren demostrar que su apoyo no sale barato.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información