Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ximo Puig: “Tenemos derecho a marcar nuestro propio calendario electoral”

El presidente avanza, en esta entrevista concedida con motivo del Día de la Comunidad Valenciana, las claves de su Ejecutivo para afrontar la última etapa de su mandato

El presidente valenciano, Ximo Puig, en la terraza del Palau.

“Han transcurrido más de tres años desde que el socialista Ximo Puig (Morella, 1959), fue investido presidente de la Generalitat con los votos de Compromís, su socio en el Consell, y de Podemos, que optó por fiscalizar la gestión sin entrar en el Gobierno del Botánico. El jefe del Ejecutivo defiende en esta entrevista la estabilidad política y social que vive la Comunidad Valenciana. Reitera la urgente necesidad de un nuevo sistema de financiación, reivindica los logros de su equipo, aunque reconoce que quedan asuntos por resolver, y no descarta adelantar las elecciones.

Pregunta. ¿Su Gobierno es transparente?

Respuesta. Por supuesto. Aquí se publican hasta los cafés que nos tomamos. Tenemos una consejería que se dedica solo a ello porque era importante recuperar la credibilidad y nuestra reputación. La responsabilidad social y la ética son factores de competitividad, además de un valor moral. Hay que poner los antídotos para que no se produzca la corrupción.

P. ¿Qué le dijo al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la semana pasada?

R. Que el autogobierno de los valencianos sea viable. Aquí hay una situación que tiene que ver con la financiación general de las comunidades autónomas, un problema endémico. Los expertos hablan de 16.000 millones de euros de insuficiencia. En el caso valenciano es mucho mayor el problema. Hasta que tengamos un nuevo modelo se deben adoptar medidas transitorias para que el presupuesto de 2019 sea, como mínimo, razonable para nosotros.

P. ¿Y el Corredor Mediterráneo?

R. Está bastante encarrilado. En los últimos meses se han puesto en marcha tramos que estaban pendientes. Ahora es vital que todo lo planificado se agilice al máximo.

P. ¿Qué es lo prioritario?

R. Que se termine el tramo de la La Encina. Es una inversión reducida que supondría una gran conectividad desde Alicante a Castellón y un gran impulso para la vertebración de todo el territorio.

P. ¿Cómo ve hoy la Comunidad Valenciana?

R. Se ha generado un estadio de normalización y un escenario de estabilidad, honradez y diálogo, a través del cual el paradigma ha cambiado. Hemos pasado de la corrupción a la solidaridad, de la especulación a la innovación. Vivimos un buen momento, a pesar de que debemos resolver temas pendientes.

P. En las últimas semanas su equipo ha protagonizado varios enfrentamientos.

R. Este es el Gobierno más estable de la historia del autogobierno valenciano. De hecho, solo se ha producido un cambio, el de la consejera que se fue porque iba a ser ministra [Carmen Montón]. A veces hay disfunciones, pero no ha tenido nada que ver con la adscripción partidaria de los miembros del Gobierno.

P. ¿Ha sido fácil dirigirlo?

R. Las dificultades de financiación han condicionado la legislatura. A todos nos gustaría tener más recursos para invertir, que el aparato administrativo funcionara con más agilidad, que fuéramos capaces de avanzar más rápidamente. El Gobierno del Botánico ha sido bueno para la Comunidad Valenciana. Ahora tiene un horizonte de futuro. Nadie quiere volver atrás. Hay que mirar hacia delante.

“Lo peor que le puede pasar a un gobernante es ser conformista”

P. ¿No está agotado?

R. No. Las transformaciones se hacen conjuntamente. Es obvio que gobernar tiene limitaciones presupuestarias y de todo tipo. No podemos inventarnos unos presupuestos que no existen. No vivimos en un espacio único valenciano. Pero, con todos esos mimbres, hemos hecho un buen cesto y ahora de lo que se trata es de continuar mejorando.

P. ¿Y el Partido Popular?

R. Significa el pasado y nadie quiere volver allí. Con la decisión que tomen los ciudadanos habrá que conformar un Gobierno que consolide las políticas sociales que se han hecho hasta ahora.

P. ¿Qué proyecto no se ha cumplido?

R. En todos se ha avanzado, pero siempre se aspira a más. Lo peor para un gobernante es ser conformista. Se han abierto muchos caminos, pero hay grandes prioridades que están por lograr.

P. ¿Por ejemplo?

R. El empleo. El año que viene, si todo va bien, tendremos 10 puntos menos de paro que cuando entramos en el Gobierno. Aún así, está demasiado alto. No hay ningún triunfalismo aquí.

P. ¿Y los barracones?

R. En educación se ha hecho un esfuerzo enorme. Hay más de 6.000 profesores. Es cierto que no se han logrado eliminar todos los barracones y que queda un largo camino por recorrer.

“El Partido Popular significa el pasado y no queremos volver allí ”

P. ¿Está de acuerdo con la política del consejero de Compromís, Vicent Marzà?

R. Es evidente que siempre hay matices, pero asumo toda la política que ha hecho, porque es sensata. Lo que ha pasado es que se la ha querido satanizar. No hay ningún debate. Hay más aulas concertadas que al principio de la legislatura. Libros gratuitos. Todo se ha hecho para que los niños salgan de la escuela hablando valenciano, castellano e inglés, y salgamos de las fronteras del fracaso escolar.

P. La inversión extranjera ha crecido. ¿Cuál es la clave?

R. La estabilidad política y social. Por eso vienen las grandes empresas. La Comunidad Valenciana es un espacio confortable para la inversión. Este es el camino. Ahora queremos impulsar la nueva economía, que las startups vengan a crear. En Valencia ya tenemos Marina de Empresas en el puerto y estamos impulsando Parc Sagunt; y en Alicante vamos a promover el distrito digital. Queremos introducir la innovación como un virus positivo en todo el sistema económico.

P. ¿Cómo están respondiendo los empresarios?

R. Se comprometen en todos los asuntos colectivos, más allá de sus intereses. He tenido muy buena sintonía, nos ha unido el interés general. El diálogo es la discusión razonada entre posiciones diferentes y la empresa no es un enemigo, es un aliado del Gobierno para avanzar. Igual que con los sindicatos. Que han sido muy razonables.

P. ¿Adelantará las elecciones?

R. Tenemos derecho a marcar nuestro propio calendario electoral, y, a eso, como presidente, no voy a renunciar nunca. Creo que sería bueno, para singularizar nuestro proceso, tener unas elecciones que hablaran de la Comunidad Valenciana específicamente. Que no estuvieran en medio de otros procesos electorales. Nos haría más visibles. Por eso el adelanto electoral podría ayudar. Pero, hoy, pesa más la estabilidad, aunque no lo descarto. 

Televisión autonómica

M. J. SERRA

Sobre la petición por parte de la dirección de la televisión pública de reclamar más de dinero, el presidente valenciano ha sido rotundo: “No se dan las condiciones. Hay muchos programas del Gobierno que necesitan esos recursos. Tenemos un grave problema de deuda y de financiación, y, aunque es de las que menos cuesta de España, 55 millones de euros, no se pueden ampliar. Tenemos que ser prudentes. Hemos cumplido nuestro compromiso de abrirla. A partir de ahora hay que ver cómo se puede desarrollar al máximo para hacer un servicio público de calidad”, ha zanjado el presidente.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >