Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marina de Empresas consolida su actividad emprendedora en las antiguas bases de la Copa América

El complejo financiado por el empresario Juan Roig cumple tres años ofreciendo formación, apoyo e inversión

La Marina de Empresas en el puerto de Valencia, esta mañana. Ampliar foto
La Marina de Empresas en el puerto de Valencia, esta mañana.

El sueño del presidente de Mercadona, Juan Roig, ha superado las expectativas que el empresario se marcó cuando hace tres años inauguró “la fábrica de empresarios y directivos”, en las antiguas bases de regatas del Puerto de Valencia. “Hoy se empieza a hacer realidad uno de mis sueños, que es ayudar a otros emprendedores a alcanzar los suyos”, señaló Roig ese día. Pero Marina de Empresas no solo ha consolidado su actividad en los tres frentes que aglutina; formación de emprendedores, a través de la Escuela de Empresarios EDEM; de apoyo y aceleración de iniciativas empresariales, con Lanzadera; y de inversión mediante la sociedad Angels Capital; sino que se ha convertido en uno de los principales referentes del mediterráneo en la formación de empresarios y apoyo a emprendedores.

Las cifras de crecimiento e inversión de los tres espacios son espectaculares. EDEM ha pasado de 1.000 a 2.200 alumnos; Lanzadera ha ampliado sus programas de uno a cinco, apoyando más de 250 proyectos; y Angels acumula una inversión que supera los 12 millones de euros. “Ha supuesto un paso de gigante. Hemos pasado de una escuela de un tamaño muy pequeño a desarrollar y fraguar una oferta formativa brutal. De 13 programas de enseñanza a 43. Se ha triplicado la oferta y el número de alumnos, y, además, el hecho de venirnos a un enclave como la Marina con Angels y con Lanzadera ha consolidado nuestra misión como polo emprendedor”, ha señalado a EL PAÍS Lucía Egea, directora de EDEM, que ha confesado el equipo directivo nunca pensó que se iban a producir unas sinergias tan importantes y en tan poco tiempo entre los tres entornos ubicados en el Puerto de Valencia.

“Los índices de empleabilidad han sido más altos de lo que proyectamos. La realidad es que más del 50% de nuestros alumnos colaboran en proyectos emprendedores, que al final es la mejor manera de inspirarse y ser innovador. Las tres iniciativas han crecido al mismo tiempo y a la misma velocidad, se han retroalimentado. Eso también ha ayudado a que nos hagamos un hueco en este ecosistema”, asegura Egea.

Una imagen del día de la inauguración.
Una imagen del día de la inauguración.

Marina de Empresas dispone de unas instalaciones de 18.000 metros cuadrados, financiadas con 30 millones de euros por uno de los hombres más ricos de España. El espacio aprovecha las estructuras de las antiguas bases de los equipos Shosholoza, +39 y BMW Oracle en la zona del frente marítimo de la capital del Turia. La mitad del complejo, 9.000 metros cuadrados, está destinado a la EDEM, que ha pasado de 200 a 400 profesores y de 31 a 70 trabajadores. “No hay mayor satisfacción que conocer los casos de estudiantes que han pasado a emprender a Lanzadera con éxito”, ha resaltado Hortensia Roig, presidenta de la Escuela de Empresarios. Entre estos proyectos destacan Flamingueo, tienda en línea líder de productos de colchonetas para piscina y playa; Airhopping, buscador de vuelos que permite viajar a varios destinos por el precio de un único vuelo; o Boonper, marca de mocasines de lujo.

La incubadora y aceleradora, Lanzadera, en sus 5 años de historia ha apoyado 250 proyectos. Vivood, el primer hotel paisaje de España (ahora participada por Angels) es uno de ellos; TellmeGen, que realiza tests genéticos a través de muestras de saliva y Lamburguesa, cadena de hamburgueserías gourmet que comenzó que cuenta con seis locales, son otros casos de éxito.

Marina de Empresas también ha contribuido a impulsar la dársena interior del puerto valenciano, sede de la Copa América y de la Fórmula 1. Un espacio público deteriorado y abandonado que arrastraba una deuda de 350 millones de euros, pero que ahora empieza a recuperarse para los ciudadanos gracias a la iniciativa privada y pública, puesto que el Estado asumirá el pago pendiente.

Más información