Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ERC y PDeCAT reclaman un gesto con los presos y con la autodeterminación para apoyar los Presupuestos

Los partidos independentistas catalanes rechazan, de entrada, las Cuentas pactadas por el PSOE y Podemos; y el PNV espera negociar

El vicepresidente catalán y consejero de Economía de la Generalitat, Pere Aragonès, junto al 'president' Quim Torra, la semana pasada.

Los nueve diputados actuales de ERC y los ocho del PDeCAT han mostrado de entrada su rechazo a respaldar el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2019 pactado en las últimas horas por el Gobierno socialista y Podemos. El voto de ERC o de PDeCAT resulta fundamental para que las Cuentas salgan adelante, ya que PP y Ciudadanos, que votarán en contra, suman 166 escaños.

Los independentistas, que aún no han realizado ningún contacto en este sentido, quieren que el Gobierno de Pedro Sánchez concrete algún movimiento político que suponga un avance hacia la situación de los políticos catalanes presos y sobre el camino hacia la autodeterminación de Cataluña. Un compromiso que el Ejecutivo ya ha dicho que considera imposible de cumplir.  

Pere Aragonés, vicepresidente de la Generalitat y consejero de Economía, fue el primero en avanzar la negativa de los republicanos a apoyar el pacto económico rubricado este jueves por la mañana en La Moncloa: "No podremos hablar de Presupuestos del Estado si el Gobierno español no se mueve en el derecho a la autodeterminación ni en la cuestión de los presos y exiliados y en las acusaciones fijadas en el Tribunal Supremo". En opinión del dirigente de ERC, el Gobierno está donde estaba hace meses: "[Y eso] no facilita que estemos más predispuestos a negociar las cuentas ya pactadas entre PSOE y Unidos Podemos".

El líder de la formación independentista en el Parlamento catalán, Sergi Sabriá, apuntaló esta idea horas más tarde, pidiendo un "movimiento de manera inmediata" del Ejecutivo hacia la autodeterminación y a la situación de los encarcelados por el referéndum ilegal del 1-O. Y dejó claro que o se mueve ficha en estos asuntos o "Esquerra no tienen nada que negociar con respecto a los Presupuestos".  "La paciencia se nos ha acabado. Hace ya muchos días del Gobierno Sánchez, muchos días en que las palabras han mejorado, pero los hechos se mantienen absolutamente igual", ha reprochado el político catalán.

Sabriá apuntó directamente a la Fiscalía General del Estado y a su actuación determinante en las próximas semanas para facilitar que los encarcelados salgan a la calle y sobre los escritos de acusación contra ellos. Si esto no se produce, ha afirmado, "no van a aprobarse los Presupuestos con ningún apoyo ni activo ni pasivo por parte de Esquerra Republicana".

Condiciones clave

La misma línea argumental siguió PDeCAT, socio de ERC en el Gobierno catalán. El portavoz económico de la formación independentista en el Congreso de los Diputados y secretario de Organización, Ferran Bel, ya avanzó que si no cambia nada veía muy difícil dar sus votos a las Cuentas pactadas entre Sánchez e Iglesias. Las condiciones que ha puesto encima de la mesa son idénticas a las de los republicanos: "[Unos Presupuestos] enfocados en la situación de los presos y la posibilidad de decidir el futuro de este país". Bell ha reclamado al presidente del Gobierno que sea "honesto con Cataluña" y que presente "una propuesta concreta", aunque ha avanzado que actualmente no está en esa situación.

El portavoz económico del PDeCAT en el Congreso también ha matizado que la futura propuesta que deberá realizar el Ejecutivo de Sánchez tendría que ser "factible y asumible", y ha asegurado que, según su criterio, el Gobierno central sí tiene competencia para pactar un referéndum de autodeterminación acordado para Cataluña. Bel ha recriminado al PSOE que use en este contexto los Presupuestos del Estado para introducir medidas que se pueden aprobar a través de reales decretos, de manera mucho más rápida. "El incremento del salario mínimo lo puede aprobar el Consejo de Ministros la próxima semana, y si lo hace, nosotros lo apoyaremos", ha avanzado el diputado nacionalista a modo de ejemplo.

Desde el grupo parlamentario de Unidos Podemos, su diputada Lucía Martín, ha presionado a ERC y PDeCAT para que reconsideren esa posición apelando a que en el nuevo acuerdo se contemplan 2.200 millones de euros de inversión en Cataluña.

Prudencia del PNV

Por su parte, el PNV quiso ser más prudente sobre qué actitud y comportamiento tomará en cuanto comiencen a negociar este proyecto con el Gobierno. Esa situación todavía no se ha dado, aunque el portavoz en el Congreso, Aitor Esteban, reconoció en la mañana de este jueves en declaraciones a RNE que se había tropezado el día anterior con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y esta le había anticipado que le llamaría para empezar a hablar.

Esteban, en sus primeras manifestaciones tras conocerse el acuerdo del PSOE y Podemos, ha mostrado que el PNV está "abierto al diálogo, como siempre, en aras a la estabilidad". Los nacionalistas vascos han dedicado gran parte de la mañana a estudiar el documento de 50 folios del acuerdo de Presupuestos. El representante peneuvista indicó que se trata de líneas generales, que ahora deben perfilarse mejor. Y avisó: "Después tienen por delante un encaje de bolillos con el resto de grupos".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información