Una vida nueva lejos de las calles

Desde 2000, el programa PIAM ha logrado rescatar de la prostitución a unas 200 jóvenes. La nigeriana Princess Inyang Okokon, antigua víctima del tráfico ilegal, y sus colaboradores llevan 20 años intentando dar una segunda oportunidad a las chicas que han caído en estas redes